in

Zhuangzhuang, un pequeño elefante que llora tras ser rechazado por su madre en China

Este pequeño elefante se llama Zhuangzhuang y ha emocionado a miles de personas después de conocer su historia. Ya lo conocen como el elfante que llora.

La historia a ocurrido en la Reserva Natural de Animales Shendiaoshan en China. El bebé de elefante fue golpeado por su madre en varias ocasiones y pese a ello el bebé regresaba junto a su progenitora.

bebe elefante llora

Un día los cuidadores notaron que el elfante tenía signos de maltrato por lo que decidieron separarlo de su madre y llevarlo a otra zona. Para sorpresa del equipo de cuidadores, el pequeño elefante estuvo durante cinco horas llorando.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=6-PmeDeaBZU[/youtube]

 

Gracias a Eris y Margo usuarios de la página de facebook de Schnauzi.com, por enviar esta noticia.

14 Comments

Leave a Reply
    • Claro mexana y que tampoco dejen tener crias a los ratones porque se las pueden comer… ¿no eran los animales mejores que los humanos? coño! y ahora que un elefante no quiere a su cria por X motivos ya no merece X o Y lo mismito que cuando un humano hace algo a los animales.

    • Estoy con el compañero Essomennic… el ser humano no es quién para decidir sobre cómo un animal debe actuar, y aún más a saber si ha nacido tranquilo en la reserva o ya desde pequeñito lo han tocado o algo así…

    • Claro, nosotros como humanos debemos, no solo encerrar a los elefantes (porque hay gente que pretende matarlos hasta su extinción, una pequeña peculiaridad de la doble moral que tenemos), si no que debemos decidir cuando deben tener crías y cuando no. También. Esto en la naturaleza salvaje ocurre constantemente, y es triste tanto ver a una madre rechazando a su hijo por a saber qué motivos como ver a un pobre animalillo despezado por otro más grande. Dejémonos de tanto gran teatro y comprendamos que, si vemos algo y notamos que está mal, es porque definitivamente estamos haciendo algo mal.

  1. No puedo creer lo que leo… Os hartáis de clicar cosas en redes sociales, a ver (con morbo, no lo podéis negar), vídeos de maltratos a animales, a indignaros desde el asiento/sofá/cama y teclear lo primero que se os ocurre por la cabeza, cuando realmente no os interesa levantaros por los animales (y por extensión por nosotros mismos), si no vuestra propia promoción. Rechazos de madres en el reino animal son abundantes, de padres mucho más, leones que matan crías de otras leonas para ocupar el lugar, etc. No tenemos ni idea de como es la existencia de otra criatura ni somos capaces de imaginar algo tan simple como que, el mismo hecho de que estos elefantes estén en cautiverio, puede ser motivo para que una hembra rechace a una cría e intente incluso matarla. No es tan retorcido, solo hay que pensarlo. Cada criatura y cada especie tiene sus propias normas de vida, y de igual modo que exigimos respeto por nosotros mismos, deberíamos tomar por primera vez conciencia de verdad de lo que significa un ser de nuestro igual.
    Si queréis dar opiniones que cambien el mundo, empezad a pensar de paso de esa manera mágica y arreglavidas de la que presumís.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

150 figuras de cartón simbolizan en Tordesillas el rechazo al festejo del Toro de la Vega

Mueren 40 perros en Francia intoxicados probablemente por pienso hecho en España