in ,

Zeus, el leal perro que demostró su amor incondicional a su amiga acompañándola durante dos días tras quedarse enganchada en una reja

Este leal perro estuvo durante dos largos días junto a su querida compañera después de que se quedara atrapada en una reja.

Zeus se negó a dejar sola a Athenea después de que se quedara atrapada en una reja y ladrara de forma incesante hasta que finalmente llegó ayuda.

perro-acompana-perra-atrapada-en-reja

La tierna historia surgió después de que alguien llamara a una organización de bienestar animal.

“Hemos recibido una llamada de alguien diciendo que había un perro colgado de una pata en una valla y que había estado durante dos días”.

“Ellos sabían esto porque alguien había comentado que los había visto dos días antes, pero no se lo dijo a la persona que llamó hasta el día que recibimos la llamada”, explicó Karen Hirsch, de “Atlanta’s LifeLine Animal Project”.

perros-zeus-y-athenea

perro-atrapado-dos-dias-en-reja-rescatado

Afortunadamente los dos perros fueron rescatados y trasladados a una vivienda. Ahora ambos pasan su tiempo juntos.

AVISO: Si quieres seguir viendo estas noticias en tu muro de Facebook, debes marcar desde la página de Facebook del canal la opción: “Siguiendo” / “Ver primero”. Posiblemente no tengas esa opción marcada debido a los cambios que ha hecho Facebook recientemente.

(Vía)

2 Comments

Leave a Reply
  1. “HEMOS RECIBIDO UNA LLAMADA” si ves al pobre animal, rescátalo pedazo de alcornoque, vaya tela con la mierda de los animalistas, yo si lo veo lo descuelgo al pobre perro.

  2. En esta pagina les encanta la expresión “amor incondicional”. Sé que suena muy bien, pero a cualquier persona con más de dos neuronas le debería chirriar por la parte lógica. El amor incondicional es estúpido. Significa querer a alguien independientemente de que lo merezca, como si es un asesino psicópata. Amor incondicional es el de las víctimas de Síndrome de Estocolmo, es el de la mujer maltratatada que justifica el comportamiento de su agresor…puede entenderse el amor incondicional como imperativo biológico hacia los hijos por el instinto de preservación del linaje, pero en todos los demás casos es sólo muestra de inferioridad mental. El amor de verdad hay que ganárselo

Responder a Lorenzo Lamas Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Luna, una perrita que cambió gracias a la sensibilidad y amor de una mujer

Una perra rescatada de 7 años de edad descubre lo que es dormir en una cama por primera vez