logo-trans1


Zammy, el perro Sheepadoodle gigante que ayuda a los niños enfermos a sentirse mejor

  • 2.1K
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Os presentamos a Zammy, un perro de raza Sheepadoodle muy especial que además de jugar hace una labor impagable ayudando a los niños enfermos a sentirse mejor.

El perro sabe como hacer que las vidas de los niños sean mucho mejor. Zammy ayuda a los niños a aprender a caminar de nuevo y le encanta repartir amor, sobre todo entre los más jóvenes.

Zammy el Sheepadoodle

Prueba de ello es cuando el Sheepadoodle gigante acude al hospital a visitar a los niños enfermos.

Esta dedicación del perro hacia los que más la necesitan, comenzó cuando era un cachorro y tan solo tenía 6 meses de edad.

Mi vecino era un patrocinador de una familia caribeña y esta niña tenía una pierna totalmente inclinada. Zammy iría a visitarla mucho. Y así, a medida que maduró, empecé a darme cuenta, hombre, él ha nacido para esto“, explicaba el familiar de Zammy.

El perro se certificó como “perro de terapia” cuando tenía 13 meses de edad y desde entonces da amor a todas las personas con las que se encuentra.

Cuando Zammy llega a las salas de espera de los hospitales, en las que los niños esperan ser atendidos por el médico, todo es alegría al ver a ese perro tan gigante entrar. Los niños miran al perro con caras de asombro y sorpresa.

perro terapia Zammy Sheepadoodle

Sheepadoodle gigante

Zammy sheepadoodle ayuda ninos enfermos

Su pelo es muy mullido y especialmente los niños con autismo literalmente se pierden en él“. “Es como si fuera la comida para sus almas“.

Los niños me dicen que se sienten como en una nube al abrazar su pelo. Es muy suave“.

Según explica el familiar de este perro Sheepadoodle gigante, los niños ponen el foco de atención en el perro y rebajan su sensación de dolor debido a sus enfermedades. Con Zammy logran distraerse.

Hubo un caso realmente conmovedor durante las intervenciones de Zammy en el hospital. La madre de una joven en silla de ruedas que padece autismo preguntó si su hija podía abrazar al perro.

Tras acercarlo a la silla de ruedas, la joven con autismo abrazó al perro y luego comenzó a llorar. Según explicó la madre, era la primera vez que veía llorar a su hija en los últimos dos años.

En su tiempo libre, Zammy y su familiar son inseparables. Pasan largas horas tirados en el sofá y dando paseos. Tomando algo en el bar, visitando la heladería que tanto adora el perro o jugando en la  playa.

Y por supuesto …. conquistando los corazones de todas las personas que se encuentra a su paso …

Sheepadoodle gigante de terapia

zammy perro de terapia ayuda ninos

perro de raza Sheepadoodle

VÍDEOS:

Si te ha gustado la historia de este perro llamado Zammy, puedes seguir sus actualizaciones diarias desde su cuenta de Facebook: Zammy the Sheepadoodle.

  • 2.1K
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: