in

Viendo el mundo desde el punto de vista de una oruga

A pesar de su pequeño tamaño, esta oruga desborda belleza y mientras caminaba pudimos ponernos por unos minutos a su altura mientras grabábamos este vídeo.

Las orugas son típicamente blandas y cilíndricas y a menudo poseen vistosos colores como se puede ver en este ejemplar.

gusano-1

gusano-2

En el siguiente vídeo podemos ver el mundo como si fueramos una oruga:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un gato cargando la batería

Nikita, el gatito que habla