in ,

Una mujer a punto de morir busca casa para su queridísimo perro pit bull

Un perro mezcla de Pit bull llamado Sherlock está perdiendo a la persona que más ama en el mundo, su compañera humana Pat. La mujer tiene un cáncer terminal y quiere asegurarse de que su niño no pierda su lugar en la casa. Ella tiene la esperanza de que alguien, de la zona de Colorado (EE.UU.), se ocupe de Sherlock cuando la mujer no esté.

El saber que tendrá que dejar a su amigo atrás rompe el corazón de Pat, pero saber que el perro tendrá un buen hogar a donde ir y donde será amado la haría sentirse mucho mejor. Ella no quiere que termine en un refugio.

mujer-a-punto-de-morir-de-cancer-busca-casa-para-su-perro

mujer-con-cancer-busca-casa-a-su-perro

Sherlock ha sido todo para Pat y ha vivido como ha sufrido los dolorosos tratamientos, por lo que ella quiere devolverle el favor asegurándose de que tendrá un nuevo hogar. Ella no está en el hospital pero sabe que sus días son contados.

Sherlock tiene un entrenamiento básico de obediencia y está domesticado. Ama a la gente pero nunca ha estado cerca de niños de corta edad. Le encanta dar largos paseos y estar en el sofá. Es adorable. Sherlock estaría mejor en un hogar sin otros animales domésticos.

Sherlock está completamente revisado, gusano del corazón negativo y está viviendo en Fort Collins (Colorado). Para más información se puede poner en contacto con Jess en la dirección de correo electrónic: rubyphoenix36@yahoo.com o en el número de teléfono: 970-775-0797.

5 Comments

Leave a Reply
  1. Ésta es la razón por la que nuestras queridas mascotas se van antes que nosotros. ¿Qué sería de las mías sin mí?

  2. Te deseo mucha suerte peludito y asi tu mama humana este tranquila ya que no conviene su estres por su emfermedad

One Ping

  1. Pingback:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una madre saca adorables fotos a su hijo de 10 meses de edad junto a su perro adoptado en Taiwán

Un perro permanece 90 minutos en la carretera y muere después de que un policía evitara que un vecino lo atendiera cuando fue atropellado por un coche