in

Una enferma terminal de cáncer gana la lucha por mantener a su perro junto a ella

Imagina que has recibido la noticia de haber sido diagnosticado con una enfermedad terminal incurable e imagina que al mismo tiempo te quieren quitar al perro. Una mujer de Florida dice que eso es lo que le ha pasado y después de que se conociera y difundiera su noticia, la gran cantidad de llamadas y cartas recibidas ha hecho que la decisión de prohibir el perro fuera revocada.

Una enferma terminal de cancer gana la lucha por mantener a su perro junto a ella

perro ayuda enfermo

Pat Picavet, una residente de Ruskin (Florida), es una paciente con cáncer terminal que en su lucha por mantener la esperanza y la positividad, su mayor consuelo es su perro Marley.

Me siento más tranquila cuando ella esta aquícon más paz“, comentaba Picavet.

La paz se rompió cuando el centro “Bahia Del Sol”, en el que recibe tratamiento la mujer, le comunicó que se tenía que deshacer de Marley porque estaba por encima del límite de peso que se podía aceptar. Al parecer este hecho no se tuvo en cuenta cuando la mujer se fue a vivir al centro, pero alguien le comunicó recientemente que Marley debía abandonar el complejo.

mujer cancer y perro

perros cancer

La mujer no estaba dispuesta a aceptar esa orden y compartió la historia con los medios de comunicación. Cuando la noticia se propagó a través de la comunidad, la gente expresó su disgusto con la decisión tomada por parte del centro. Esta presión fue suficiente para hacer que el centro revocara su decisión y Marley se pudiera quedar.

No sabe cuanto tiempo le queda pero dice que ella se consuela con el hecho de que no se verá forzada a vivir sus últimos días sóla. “Hay muchos días que me despierto y no soy feliz, pero el haber escuchado esto me hace feliz, muy feliz”, explicaba Picavet.

5 Comments

Leave a Reply
  1. Cada vez me avergüenzo más de ésta sociedad tan deshumanizada que antepone el peso de un animal al bien que éste puede hacer.En vez de procurar que ésta señora viva sus últimos días disfrutando de la compañia de su amiga,se la ponen todas las trabas porque Marley es muy grande,¡¡¡ni que fuera un elefante!!!.Me alegro que haya conseguido seguir junto a su amiga leal hasta el final,pues le va a proporcionar paz y cariño en los momentos tan difíciles que se avecinan.Lo malo es que Marley lo va a pasar muy mal cuando todo haya terminado.Y,por favor,eliminemos normas absurdas cuando se trata de casos como éstos o de ancianos que se niegan a ir a residencias porque no les permiten la entrada a sus mascotas.Que las distintas instituciones se den cuenta que para muchos no son animales de 4 patas,sino amigos,compañeros leales de toda una vida.

  2. Bueno pero qué tiene de aplaudible el egoísmo de esta señora? Ella va a morir, lo que debería hacer es buscar un buen lugar donde le den mejor calidad de vida al animal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un gato invade el campo de fútbol durante el Liverpool vs Tottenham

Un joven canta ‘Ai WhatsApp’, una extraña versión del ‘Ai se eu te pego’, acompañado de una perdiz