in ,

Un perro molestando inconscientemente con su cola a un gato

Un perro molestando con su cola inconscientemente a un gatoEste gato podría ser calificado como santo, atentos a la paciencia que tiene mientras el perro le molesta con su cola inconscientemente.

Tanto el perro como el gato descansan “muy panchos” en el sofá pero el gato va a tener que aguantar durante un rato los graciosos golpes en la cara debido a los incesantes movimientos de cola de su compañero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los ronquidos de un bulldog en estado puro

caballo y pitbull

Un caballo que adora a un pitbull