in

Un perro asustado por un alligator de plástico

Un perro asustado por un alligator de plasticoEl propietario de este perro ha decidido gastarle una broma. Le ha atado su correa a un alligator de plástico para que cuando camine se asuste.

Dicho y hecho, el pobre perro al arrastrar el alligator y escuchar el sonido del roce con el suelo, sale despavorido.

Para mi gusto una broma bastante pesada, nunca se la haría a mi mascota.

3 Comments

Leave a Reply
  1. Ooohhh… pobre perro…
    Sé que es sólo una broma, pero nadie puede imaginar el nivel de terror de un perro en esa situación. Seguro que les costó atraparlo para quitarle el cocodrilo de encima.

Responder a Sonia Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un koala refrescándose con una manguera

Un perro jugando con una alfombra