in

Un hombre compra una cabra para comerla y finalmente se hacen amigos inseparables

Un hombre compra una cabra para comerla y finalmente se hacen amigos inseparables

Un hombre compra una cabra para comerla y finalmente se hacen amigos inseparables

Dayna McGregor está orgulloso y contentísimo de poder pasar tan buenos momentos al lado de una cabra que no es un animal cualquiera, para él es toda una amiga y compañera.

La historia es tremenda ya que el señor McGregor compró a la cabra con la intención de comérsela y finalmente se han convertido en amigos inseparables.

cabra surf

cabra montes

McGregor ha enganchado un remolque a la parte trasera de su bicicleta para poder llevar a la cabra con él. Van juntos a todas partes y comparten aficiones como hacer surf, ir de tiendas y salir por la noche.

One Comment

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un perro ayuda en la recepción de una clínica veterinaria

Unos cachorros de bulldog inglés aprendiendo a caminar