in

Un gato que no tiene ganas de ir a la playa

gato playa

Esta mujer se dirige a la playa acompañada de su gato y de un momento a otro decidió tirarse al suelo y no continuar.

gato playa

Un gato que no tiene ganas de ir a la playa

Según asegura su familiar: compañeros “amantes de los animales”, el gato no sufrió tortura, estaba demasiado perezoso de tanto jugar. Llevaba arnés y no collar, por lo que su cuello no sufrió daños.

Estamos seguros que después de esto tendría que ir directo al baño para limpiar su precioso pelaje blanco.

5 Comments

Leave a Reply
  1. Mi gato también lo hace siempre que está sobre arena fina. Creo que le gusta la sensación de rozamiento, como si le acariciara una mano gigante todo el costado a la vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Muere Gemini el gatito que nacio con dos cabezas

Muere Gemini, el gatito que nació con dos cabezas

shar pei adopta tigres

Un Shar Pei adopta a una pareja de tigres abandonados por su madre en Rusia