in

Un gato con un compañero de cama algo inquieto

Un gato con un compañero de cama algo inquietoLa paciencia es una virtud o sino que se lo digan a este gato que sufre en sus carnes los continuos movimientos de este niño.

El niño no para de moverse mientras duerme pero el gato aguanta estoicamente los continuos movimientos del niño.

Toda una lección de paciencia, educación y saber estar por parte del gato.

[youtube width=608 height=389]4qd7XUozgIQ[/youtube]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un perro viéndose en el espejo

Un nuevo modelo de cama para nuestras mascotas