in ,

Ranger, el perro pastor alemán que siempre será un cachorro

Son muchos los que han deseado que su perro no creciera y se quedara para siempre con el tamaño de un cachorro. Algo parecido es lo que le sucede a este perro de raza pastor alemán llamado “Ranger”.

Con dos años de edad el pastor alemán no supera los 2 kilogramos de peso y eso se debe a una rara mutación genética que padece.

Se conoce con el nombre de enanismo hipofisario, una condición que se da en los perros de raza pastor alemán y en los perros lobo.

Debido a una deficiencia en la hormona del crecimiento el desarrollo de Ranger ha quedado en pausa.

Shelby Mayo, dueña del perro, sabía que él era mucho más pequeño que sus hermanos de camada pero pese a ello decidió adoptarlo. Más adelante descubrió que padece varios problemas de salud.

Tuvo varios parásitos que con algo de medicación se curaron sin embargo el perro casi no crecía.

Cuando lo llevaron a una clínica veterinaria, el veterinario sugirió que Ranger podría padecer enanismo hipofisario.

Ranger comenzó a tomar medicamentos para la tiroides y así ayudar a que su pelaje crezca y también comenzó a recibir baños con jabón humectante de leche de cabra.

Afortunadamente el perro ahora se encuentra bien de salud pero es muchísimo más pequeño que sus hermanos.

Sin embargo esto no supone un problema para que Ranger y sus dos hermanas, Hazel y Jessie sean una manada inseparable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un perro abatido por el dolor intenta buscar a su dueño recién enterrado cavando en su propia tumba

Un camionero rompe a llorar de emoción cuando su gato regresa después de meses buscándolo