in ,

Le prohíben vivir con su perro en una vivienda social de Sevilla

Una joven de 30 años de edad ha decidido renunciar a una vivienda de alquiler social porque no le permitían vivir junto a su perra Labrador Retriever “Nía”.

La joven llevaba esperando seis años este alquiler social en el barrio San Bernardo de Sevilla pero la pasada semana le denegaron la solicitud desde la agencia institucional AVRA,dependiente de la Consejería de Vivienda de la Junta de Andalucía.

renuncia vivienda social sevilla porque no permiten perros

El motivo de la denegación es una condición increíble de entender a día de hoy: “Inviabilidad de tener perros en la vivienda”.

Según informan desde andalucesdiario.com, la joven en ningún momento se planteó abandonar al perro y aceptar la solicitud de entrada en la vivienda sin su amado compañero de cuatro patas, al que había rescatado en un pueblo de Córdoba cuando era un cachorro.

“Mi hija no puede hablar de este tema porque se echa a llorar y es muy duro para nosotros ver que tenga que renunciar a alguien tan importante para ella como es Nía”, explicó la madre de la joven.

“Lo que más llama la atención es que la única condición es que no se admiten perros en la vivienda. Te entran ganas de meter un cerdo en la casa a ver qué dicen”, añadió el padre.

3 Comments

Leave a Reply
  1. Pero que absurdo! Me parece horroroso que impongan esa condición tan estupida ! Bien por ella que no acepto abandonar a su compañera, pero que feo que te condicionen así

  2. En Córdoba también, fuimos a preguntar para ver si nos daban una con alquiler a derecho de compra y nos dijeron lo mismo, yo por suerte tengo sitio para ellos, así que si nos la dan pues al menos los pobres tienen sitio.

  3. Esto es intolerable…entonces que hace lo abandona y después a la perrera no?…ella tendría que denunciar por que según la ley si ella lo abandona sería maltrato animal. ..me parece inaudito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salvados 400 perros y gatos amontonados en pequeñas jaulas rodeadas de papel con etiquetados de “marisco”

Ben, el elefante herido de bala que se acercó a una casa para pedir ayuda