in , ,

Una policía adopta a un perro al que alguien atropelló y paga su operación para evitar que pierda una pata

Esta agente de policía dio toda una lección de sensibilidad y amor hacia los animales tras salvar a un perro que alguien atropelló y dejó tirado.

La oficial Erin Young trabaja en el Departamento de Policía de Florida y es una gran amante de los animales. Cuando se encontró con un perro cojeando en las inmediaciones de un colegio de Margate (Florida) llamó al Control de Animales.

policia adopta perro atropellado

Estuvo durante una hora esperando a que llegara la ayuda y en ese tiempo entabló una gran relación con el perro. Tanto que su vida estaba a punto de cambiar.

Según explicaron varios testigos de lo ocurrido, el perro fue atropellado por un coche. Por desgracia nadie se pudo quedar con la matrícula del vehículo.

Al día siguiente desde el Control de Animales se pusieron en contacto con el dueño del perro y le explicaron lo sucedido. El propietario les informó que no tenía dinero para pagar la operación del animal y decidió entregarlo.

Cuando la agente de policía se enteró de eso, decidió intervenir de nuevo. “Me dijeron que el perro tenía mal la pata y se la tendrían que amputar el miércoles debido a que los propietarios no podían permitirse el lujo de pagar la operación“. “Eso me rompió el corazón. No quería que este pobre cachorro perdiera su pata porque nadie pagaba“.

policia paga factura veterinario perro atropellado

perro atropellado maryland adoptado por policia

Pero esto no es todo lo que hizo la policía ya que cuando se enteró de que el antiguo propietario ya no quería al animal, decidió adoptarlo.

Le dije que lo iba a adoptar y a pagar su operación”. “Creo que el destino nos unió”. “Yo no fui a buscar al perro, el me eligió a mí y estoy contento ya que gracias a eso estamos juntos“.

perro atropellado adoptado por policia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Romeo, el perro abandonado que estuvo varios días sin levantar la cabeza de la repisa de su celda, necesita tu ayuda

Frannie, un pastor alemán abandonado estaba tan mal que cuando fue rescatado lo confundieron con unas ramas