in ,

Un pit bull salta sobre la mesa del veterinario y ofrece su pata para hacer un análisis de sangre

En muchas ocasiones para nuestros peludos una visita al veterinario es sinónimo de mal trago. Todo lo contrario a lo que le pasa a este perro Pit bull.

Sin duda este perro es el paciente perfecto al que cualquier veterinario desearía tener en su clínica.

pit-bull-obediente-veterinario

El perro llega junto a su familiar a una clínica veterinaria de Lituania y a la orden de subirse a la mesa, se sube y ofrece tiernamente su pata a la veterinaria para que le ajuste la goma y le saque sangre.

Vídeo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En algunas ocasiones los pomerania se comportan como auténticos T-1000

Pascal, el perro al que unos niños increíblemente crueles llenaron de pegamento porque pensaron que era divertido