in ,

Los perros están en perfecto estado tras el revuelo causado por un hombre que los castigó obligándolos a recoger con sus patas la basura

Los perros pastor alemán de este hombre tiraron toda la basura por el suelo y su dueño decidió que lo recogieran todo con sus propias patas.

Al parecer el vídeo ha causado tanto revuelo que desde el SPCA se tuvieron que desplazar hasta la casa del hombre para confirmar a todo el mundo que los dos pastores alemanes se encontraban en perfecto estado de salud y muy bien cuidados.

hombre castiga peros a recoger basura que tiraron

Trabajando en coordinación con la oficina del distrito, el SPCA fue informado recientemente de un vídeo en Facebook en el que estaba envuelto un vecino de Buffalo y sus dos pastores alemanes. Nos complace informar que los oficiales del SPCA contactaron con el residente y se concluyó que los perros están en excelentes condiciones y buena salud. En este momento no hay violación de la ley del Estado de Nueva York. Agradecemos a todos los que han expresado su preocupación con respecto al vídeo“.

En el siguiente vídeo se puede ver el momento en cuestión en el que Aaron Riley obliga a los perros a recoger la basura:

pastores alemanes hombre los castiga a recoger basura tiraron

La otra cara de la historia“, escribía el propio Aaron junto a otro vídeo …

4 Comments

Leave a Reply
  1. Tan estúpido, ya van a aprender a recoger la basura, son como niños pequeños que no saben lo que hacen, debería ser mas inteligente.

  2. NO CABE DUDA QUE HAY GENTE ESTUPIDA Y LOCA EN ESTE MUNDO, SEGUN LOS ANIMALES SON IRRACIONALES PERO VIENDO ESTE VIDEO, EL BABOSO ESE ES MAS IRRACIONAL E IMBECIL QUE CUALQUIER ANIMALITO

  3. y vosotros dos mentes preclaras dónde tenéis el sentido común? ya se ve que no hay maltrato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Miembros de aduanas encuentran 330 tortugas vivas durante un control en el aeropuerto

Sólo y congelado de miedo este pastor de 14 años de edad espera la voz de su rescatador