logo-trans1


A un perro se le hincha la cabeza como un balón por dejarlo con el collar apretado al máximo

  • 726
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Con un collar súper apretado al cuello de forma que ya casi lo tenía incrustado, una perra ha logrado sobrevivir milagrosamente cuando su cabeza ya se empezaba a hinchar como un balón de fútbol.

Varios agentes del “Control Animal” pudieron capturar a una perra que estaba sufriendo un dolor insoportable y rápidamente la trasladaban a un refugio del condado de Calhoun (Carolina del Sur).

fotos perro cabeza hinchada como una pelota

Estuve poniéndole comida y agua fuera a este bebé durante 3 semanas. Incluso sacamos la cámara para tratar de obtener alguna foto.

No lo había visto en 2 semanas, pero tuvo comida para comer a diario. Estoy tan contenta de que lo hayas conseguido“, comentó un seguidor del refugio al que fue trasladado la perrita.

Cuando la pobre perra fue encontrada estaba abatida, deshidratada y tenía mucha dificultad para respirar debido a la fuerza que ejercía el collar sobre su cuello.

Según explicaron los rescatadores, la perrita se había colocado en una zona de arbustos y literalmente estaba esperando su hora de morir.

Afortunadamente su destino cambió por completo y cuando escuchó la voz del rescatador enseguida supo que alguien había venido para ayudarla.

El animal comenzó a mover la cola sin parar y no paraba de moverse alrededor del oficial del Control Animal.

La perrita fue bautizada con el nombre de “Betania” y ya se ha ganado los corazones de cientos de miles de personas.

perra cabeza inflada

collar corta circulacion cabeza perro

perra con cabeza hinchada

perro cabeza hinchada collar incrustado

ayudan perro cabeza inflada

encuentran perra con cabeza hinchada

betani perro cabeza hinchada

Estamos seguros que es cuestión de días para que encuentro una buena familia que le de un hogar para siempre.

Está en nuestro veterinario y está recibiendo atención de emergencia. Además de lo obvio del TERRIBLE collar incrustado, Betania está hambrienta y débil y tiene una infección grave en su pequeño cuerpo. Su cuello es del tamaño de un cachorro, así que solo podemos imaginar que alguien le puso un collar cuando era bebé y nunca se molestó en cambiarlo.

Que algún ser humano se pudiera sentarse y ver a un perro en esta condición sin hacer nada está más allá de mi comprensión. Nuestro veterinario dijo que es el peor caso de collar incrustado que haya visto nunca.

Ella está tomando medicamentos para reducir la hinchazón y el líquido en la cabeza. Betania también tuvo una operación de emergencia para hacer cortes en el cuello y aliviar algo la presión.

Suena horrible, pero sin eso nos preocupaba que ella no lo lograra. A pesar de su condición, Betaia es dulce está agradecida y sigue moviendo la cola“.

Hemos evitado poner las imágenes más fuertes del estado del cuello de la perrita ya que podrían herir la sensibilidad de muchas personas.

VÍDEO:


  • 726
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: