in

Un perro adiestrado ayuda a los discapacitados psíquicos del Centro de Atención a Minusválidos Psíquicos de Salamanca

El Centro de Atención a Minusválidos Psíquicos (CAMP) de Salamanca cuenta desde hace dos meses con la ayuda de Urko, un perro adiestrado para ayudar a los discapacitados psíquicos.

Urko realiza talleres terapéuticos cuatro horas al mes con la ayuda de su familiar Irene Hernández, una técnica salmantina en terapia asistida con animales que imparte la actividad de forma totalmente altruista.

urko-perro-terapia-camp-salamanca

Desgraciadamente los recortes presupuestarios han obligado a los profesionales del centro de la Junta a buscar nuevas alternativas gratuitas y estimulantes para sacar de la rutina a los residentes del centro, cuya vida ha quedado condicionada por las diversas discapacidades psíquicas que sufren.

(Vía)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recopilación de los mejores momentos de niños en compañía de perros

La foto de un oso panda aterrado después de sobrevivir al terremoto de China da la vuelta al mundo