in ,

Pasa a disposición judicial el cazador que abandonó a su perra con un disparo en la cabeza y deseamos que le caiga todo el peso de la ley

Esta perrita está hoy en día viva de milagro después de ser encontrada en un campo abandonada con un disparo en la cabeza.

Imaginaros la cara de los rescatadores de la protectora Prodean cuando se encontraron en una zona de Alcalá de Los Gazules (Cádiz) a este pobre animal herido que sangraba por la cabeza.

juicio cazador disparo perra y abandono cadiz

Rápidamente la trasladaron a sus instalaciones y la intervinieron de urgencia. Desgraciadamente la perrita perdía su ojo izquierdo pero lograba sobrevivir al brutal ataque.

Tuvo que ser tratada también de miasis, una enfermedad ocasionada por larvas de mosca. Por suerte la perrita se ha recuperado.

Las personas que realizaron el rescate interpusieron una denuncia ante la Guardia Civil y como consecuencia el dueño de la perra ha pasado a disposición judicial.

La Guardia Civil ha concluido que todo ocurrió cuando el dueño de la perrita estaba de cacería junto al animal y mientras trataba de cazar a una pieza alcanzó con un disparo a la perra.

Según el atestado policial, el ahora investigado disparó el arma de forma negligente y no buscó con la debida diligencia al animal.

#SEPRONA #Cádiz pone a disposición judicial a un cazador que abandonó a su perra con un disparo en la cabeza“, anunciaban desde la cuenta de Twitter de la Guardia Civil.

(Vía)

3 Comments

Leave a Reply
  1. Ya vemos cada día el amor a la naturaleza y a los animales que procesan los cazadores. Y la pobre perrita era suya!!!!. Sinvergüenza

  2. hijueputa ojala le disparen a él en una de sus malditas cacerias y lo dejen agonizando por días no se merece otra cosa el desagradecido ese.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los simpáticos mensajes de la gente a Floki, el perro detector de dinero presentado hoy por la Guardia Civil

Maravilloso ver como cientos de personas con sus perros rescatados adoptados llegan juntos a la playa con un único objetivo