in ,

Naomi Galiano y su perra “Pirata” regresan a Barcelona después de casi un mes en aislamiento

Hace unas semanas contábamos como una perra llamada “Pirata” era encarcelada al volver de Marruecos por un problema administrativo. Naomi Galiano, familiar del perro, pedía ayuda en las redes sociales y ahora por fin ya están en Barcelona.

A pesar de que Pirata tenía pasaporte y sus correspondientes vacunas, no se le había realizado un test para enviar su sangre al laboratorio y comprobar que la vacuna de la rabia estaba haciendo efecto. Las autoridades de Algeciras le requisaron la perra a Naomi y como opciones le daban pagar la cantidad de 800 euros por tenerla de 20 a 40 días en una perrera o regresar a Marruecos y allí tratar de conseguir el test, de lo contrario sería sacrificada.

naomi-galiano-y-pirata-por-fin-en-barcelona

Afortunadamente hace unos días, después de conseguir las autorizaciones necesarias, Naomi y Pirata pudieron viajar a Barcelona para cumplir allí el resto del aislamiento. El aislamiento es necesario debido a no aprobar la prueba que le practicaron en Algeciras, necesaria para que las mascotas puedan acceder al territorio Europeo.

La joven Naomi Galiano ha denunciado las deficiencias de las instalaciones de la perrera en la que estuvo Pirata. La perrera está ubicada en El Rinconcillo (Algeciras).

Asociaciones y organizaciones como Defensa Ciudadana Activa, la asociación Tierra Nueva y PACMA también han mostrado su malestar ante este caso y por las deficiencias que hay en la perrera en la que encerraron a Pirata.

(Vía)

2 Comments

Leave a Reply
  1. Si deben denunciar y castigar a los responsables por poner en sufrimiento a dos inocentes. España necesita cambiar la actitud hacia los animales y ser mas respetuosos con la vida animal y la de sus dueños. Un país es juzgado de acuerdo a como trata a sus animales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD: Nuevos comienzos para perros sin hogar

Una mujer va a una granja de zorros a comprar un abrigo y acaba adoptando al animal