in ,

Indignación después de que una mujer apaleara a un perro en una galería comercial

Este perro conocido con el nombre de “Cholito” o “Negrito” fue apaleado hasta la muerte por una vecina en una zona de la Municipalidad de Recoleta (Santiago de Chile), tras recibir la orden de la dueña de una galería comercial.

El perro había sido abandonado por su familia y últimamente andaba rondando por una conocida galería comercial, algo que parece que molestó a la dueña de la galería quien decidió ordenar a sus empleados que se deshicieran del indefenso perro.

mujer mata a palazos perro chile

Al parecer fue una de las empleadas que, sin ningún tipo de miramiento y de la manera más cruel, decidió sorprender al perro a palazos hasta que acabó con su vida.

Todo fue grabado por una testigo de los hechos la cual, sin salir del asombro por lo que acababa de presenciar, decidió compartir el vídeo en las redes sociales.

Desde la Municipalidad de Recoleta han condenado los hechos y han anunciado que tomarán acciones legales contra los responsables.

Que nadie se equivoque: condenamos y entablaremos acciones legales contra responsables de brutal asesinato de perro abandonado en Patronato“, comentaba el alcalde Daniel Jadue, desde su cuenta de Twitter.

El caso ha causado gran conmoción entre los vecinos de la zona quienes ya se han empezado a movilizar para pedir justicia por el horrible asesinato de este pobre animal.

Donde quiera que estés Descansa en Paz Cholito …

cholito perro apaleado chile

ATENCIÓN: EL VÍDEO CONTIENE IMÁGENES QUE PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DE MUCHAS PERSONAS.

Vídeo:

5 Comments

Leave a Reply
  1. Cada día entiendo menos a la gente, espero que esa desgraciada pague por lo que ha hecho, pero que pague con dinero y con carcel….. sino no vamos a ningún sitio…. y en cuanto a la gentuza que abandonó al perro creo que también tienen mucha responsabilidad en lo que ha pasado….y la zorra que mandó a sus empleados hacer lo que han hecho lo mismo….. que paguen pero que paguen todos…..

  2. tanto la maldita que lo golpeó como el imbécil que lo filmó y no hizo nada son culpables de maltrato animal , son asesinos!!

  3. La mala educación y la falta de respeto hacia los animales, traerá consecuencias, como se puede permitir que una mala persona apalee hasta la muerte a un perro en espacio público y nadie lo defienda, sea en el país que sea, esto es una barbarie.

  4. Por favor castigo para la asesina que lo mando matar, castigo para la asesina que cruelmente lo asesinó y castigo para los asecinos que lo abandonaron para que sufrier maltratos en la calle.

  5. Como siempre digo, la igualdad es la solución.
    Ahora mismo lo que se tendría que hacer es lo siguiente.

    La dueña de la galería, tendría que ser expulsada de la galería a vivir en la calle y ordenar a sus empleados que la expulsen a patadas de la galería, ademas de la multa por incitar a la violencia.

    A la “persona” que propino los golpes con un palo al pobre animal, tendría que recibir no menos de 2 golpes en la cabeza con un bate de béisbol metalico en la cabeza y otros 5 en los brazos con la supervisión de un medico en todo momento. Una vez terminado el castigo igualitario el medico se encargaría que curar las heridas, entablillar los 2 brazos y vendar la cabeza. Una vez todo completado, la empleada es expulsada de la galería y del trabajo, ademas se le agrega la multa por maltrato animal.

    Si bien es cierto que no es igualitatorio porque el animal murió y las personas siguen vivas, hay que tener al menos “humanidad” y no convertirnos el lo que ellos son.
    De esta forma las 2 personas responsables entienden el sufrimiento del prójimo de la mejor manera posible, en sus carnes. Aprenderían algo muy positivo en sus vidas y seguramente jamas volverían a repetir el incidente por conocer el daño que producen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Osa, la perrita salvada por los bomberos tras caer en un pozo de 50 metros en Fuencarral (Madrid)

D.E.P: Muere Chocolate, el cachorro de tres meses que fue despellejado