logo-trans1


Los mensajes de Volkswagen, BMW y Daimler defendiéndose tras las acusaciones de experimentar con seres humanos y monos

  • 322
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Volkswagen, BMW y Daimler han levantado gran polémica tras ser acusados de financiar investigaciones de emisiones de gases utilizando seres humanos y monos.

Según ha revelado una nueva investigación BMW, Volkswagen y Daimler encargaron una investigación en el año 2014 que mostraba a monos enjaulados sujetos a gases de escapes de diésel.

Volkswagen, BMW y Daimler emisiones monos

Un periódico alemán también alegó que previamente se hicieron experimentos que involucraban a humanos en las pruebas.

El estudio con los monos fue financiado por BMW, Volkswagen y Daimler a través de un grupo llamado European Research Group on Environment and Health in the Transport Sector (EUGT).

El experimento consistía en colocar a 10 monos en cajas transparentes y mientras los animales miraban unas caricaturas para distraerlos, comenzaban a echar gases del escape de un Volkswagen Beetle TDI 2013 de color rojo en un dinamómetro. Luego, los investigadores alimentaron a los animales con los humos de una vieja camioneta Ford F-250 para comparar.

La polémica no acaba aquí ya que el periódico Stuttgarter Zeitung, ha acusado a la EUGT de gasear a 25 personas, en un estudio realizado en el Hospital Universitario de Aachen entre 2013 y 2014.

Los ensayos en humanos fueron diseñados para investigar los “efectos biológicos del dióxido de nitrógeno inhalado en personas sanas”.

European Research Group on Environment and Health in the Transport Sector experimentos monos

La universidad dijo que mientras la investigación fue financiada por la EUGT, no estaba relacionada con el “experimento de los monos”, y tenía como objetivo mejorar la seguridad laboral al analizar los tipos de gases a los que estaban expuestos los mecánicos, soldadores y conductores de camiones en sus puestos de trabajo.

El Hospital Universitario de Aquisgrán también afirmó que los participantes en el experimento “estuvieron expuestos a concentraciones muy por debajo de las concentraciones [que] pueden ocurrir en muchos lugares de trabajo en Alemania“, y agregó que el estudio “había sido examinado y aprobado por el Comité de Ética de la Universidad“.

Ese ‘experimento de los monos’ se realizó en Nuevo México y en Estados Unidos, y tuvo como objetivo observar el impacto de las emisiones de escape del diesel en los monos. Se dijo que el Beetle en cuestión estaba equipado con un “dispositivo de derrota”, lo que significa que los humos inhalados por los monos eran más limpios que los emitidos durante la conducción en el mundo real.

Las noticias del experimento de los monos salieron a la luz en “Dirty Money”, un documental de Netflix. El programa desenterró una declaración del Dr. Jacob McDonald, el científico que supervisó la investigación en el Lovelace Respiratory Research Institute ubicado en Albuquerque (Nuevo México). Cuando se le preguntó qué pasó con los monos después del estudio, McDonald lo dijo que fue un experimento “no terminal”, lo que significa que los animales no fueron sacrificados una vez que terminó.

Uno de los miembros del personal de Volkswagen involucrado en el estudio fue James Liang, jefe de competencia de diesel de la compañía en los EE.UU. Liang fue encarcelado recientemente durante casi 4 años por su participación en el escándalo de dieselgate.

Las tres compañías involucradas en el experimento lo condenaron rápidamente y se han desmarcado de él.

El Grupo Volkswagen se distancia explícitamente de todas las formas de crueldad animal. Las pruebas con animales contradicen nuestros propios estándares éticos“. “Nosotros somos conscientes de nuestras responsabilidades sociales y corporativas y nos estamos tomando muy en serio las críticas con respecto al estudio. Sabemos que los métodos científicos usados por EUGT son incorrectos y nos disculpamos sinceramente por ello. El EUGT ha sido cesado desde el 30 de junio del 2017“, explicaban desde Volkswagen.

Volkswagen, BMW y Daimler emisiones monos y humanos

Mientras tanto, Daimler, propietaria de Mercedes, emitió un comunicado que decía que estaba “consternado” por el estudio, y agregó: “Nos distanciamos expresamente de los estudios y de EUGT. El enfoque de EUGT contradice nuestros valores y principios éticos. Aunque Daimler no tuvo influencia en el diseño del estudio, hemos lanzado una investigación exhaustiva sobre el asunto“.

daimler mercedes experimentos emisiones monos

Desde BMW explicaron que “no realizan ningún experimento con animales”. “BMW Group no influyó de ninguna manera en el diseño o la metodología de los estudios llevados a cabo en nombre de EUGT”.

(Vía) // (Vía)

  • 322
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: