in ,

Los perros y gatos pueden quererse

Los perros y gatos pueden quererseAyer compartimos un vídeo en el que un perro de raza pitbull y un gato tenían una bonita relación, hoy os traemos otro claro ejemplo de que los perros y gatos se pueden llevar bien.

Alba es una gatita adoptada y Maya es una perrita que rescatamos de las calles. En este vídeo se ve lo mucho que se quieren, lo bien que se llevan y lo felices que son en su nuevo hogar.

Gracias a María, usuaria de la página de facebook Schnauzi.com, por enviar esta noticia.

2 Comments

Leave a Reply
  1. jajajajaja eso justo es lo que hace mi nuevo gato “13” que asi se llama a mi perra Hanna,una sttafordshire bull terrier ingles….cuando la perra esta en el sofa,el gato se pone loco corriendo de un lado a otro bufado y despues se le engancha en la cara de la perra a morderle y despues a darle lametazos en las orejas…le muerde las patas o la cola o la cara y despues lo lame….un show!!! santa paciencia tiene la perra con el golfo del gatito!!!

One Ping

  1. Pingback:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hablando con mi pájaro en el sofá

Multas de hasta 3.000 euros a dueños de perros que invadan lugares públicos