in

Los gatos también se rayan

gato rayado

Esto es un claro ejemplo de que los gatos también se rayan. Pegado a la ventana, como si estuviera aburrido, este minino la emprende con la persiana.

gato rayado

gato persiana

No es la primera vez que un gato nos hace pasar un momento agradable, seguro que en casa vuestros mininos os han alegrado la tarde más de una vez con este tipo de “momentazos”.

4 Comments

Leave a Reply

One Ping

  1. Pingback:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

perro freedom green hill

Freedom, una perra beagle rescatada en el criadero de Green Hill, ha sido madre

reencuentro entre gorilas hermanos

Dos gorilas hermanos se reencuentran y abrazan después de estar tres años separados