in

La Guardia Civil intenta localizar a los ladrones que drogaron por décima vez a un perro en Poio para volver a robar en un desguace

Este fila brasileño de nueve años de edad se llama Brutus y en lo que va de año ha sido drogado con un espray y apaleado por unos ladrones hasta en diez ocasiones, la última vez la pasada madrugada.

Cuando el propietario del desguace ubicado en Poio (Pontevedra) llegó a su negocio encontró al perro adormilado y sin fuerzas. De nuevo se repite la historia y los ladrones utilizan el mismo modus operandi.

Los ladrones acceden al interior del recinto y rocía con un espray el hocico y la cabeza del perro. Una vez que consiguen adormilar al can se apoderan de herramientas de un importante valor económico.

ladrones-duermen-perro-y-roban-desguace

En algunas ocasiones los ladrones no han dudado en emplear la fuerza contra el animal llegándolo a golpear con un instrumento similar a una pata de cabra.

La Guardia Civil está investigando para localizar a los autores de los robos y del maltrato a Brutus. El propietario del perro explicó que el taller dispone de un sistema de videovigilancia que, si bien en su día captó las palizas que dieron a Brutus, aparentemente no ha permitido identificar a los asaltantes.

One Comment

Leave a Reply
  1. ¿Y para qué hostia vuelve a dejar al perro ahí? Habrá alguna otra medida de seguridad que no sea un animal que ya ha sido agredido hasta diez veces… hay que joderse

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un perro policía se recupera después de recibir un disparo en el pecho

Un gato sobrevive después de que una flecha le atravesara la cabeza

Un gato sobrevive después de que una flecha le atravesara la cabeza