in

La Protectora de Villagarcía de Arosa denuncia la aparición del cadáver de un perro colgado en un árbol

El cadáver de un perro colgado en un árbol aparece en Villagarcía de Arosa

La Protectora de Villagarcía de Arosa denuncia la aparición del cadáver de un perro colgado en un árbol

Un hombre que había salido con su coche se encontró con el cadáver de un perro colgado en un árbol en Xiabre, Villagarcía de Arosa (Pontevedra). El hombre informó de lo sucedido a la Asociación Protectora de Animales de Villagarcía de Arosa que ha denunciado los hechos ante el SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil).

El presidente de la Protectora, Xosé Artiaga, comentó que el cadáver podría ser el de un perro de raza galgo y cree que un cazador se podría haber deshecho del animal después de finalizar la temporada de caza. El animal fue clavado a la rama de un pino por una de sus patas, quedando así colgado hasta morir desangrado o de inanición, sufriendo una tortura horrible.

La Protectora ha dejado bien claro que es importantísimo que los ciudadanos denuncien cuando se encuentren con casos similares para que los responsables paguen por lo que han hecho.

Gracias Aleks, seguidor del Twitter de Schnauzi.com

Visto en: La Voz | Fotografía: Faro de Vigo

4 Comments

Leave a Reply
  1. Indignante.Lo que determinados bestias hacen con los galgos es de juzgado de guardia.Hay que acabar de una vez por todas con éstos asesinos despiadados que se deshacen de ellos cuando ya no sirven para la caza.Espero que la vida les dé su merecido y cuando lleguen a viejos sus hijos les apliquen la eutanasia.

  2. harta de la misma mierda… cabron bestia.. se ve que era mal cazador el galgo por eso le hizo esa bestialidad o que????? INDIGNANTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cada persona tiene sus prioridades en la vida

Cada persona tiene sus prioridades en la vida

Joerg Daecher un aleman de 53 anos prefirio estrellar su Ferrari Testarossa antes que atropellar un erizo que cruzaba la carretera

Joerg Daecher, un alemán de 53 años, prefirió estrellar su Ferrari Testarossa antes que atropellar un erizo que cruzaba la carretera