in

La historia del pit bull Rufi

Rufi, un perro de raza pit bull, fue encontrado abandonado en una casa de Tarímbaro (México). El perro tenía claros síntomas de haber sido maltratado y su comportamiento, a base de temblores y lleno de miedo, clamaba al cielo.

Había que encontrar urgentemente una casa para este perro y al cabo de unos días alguien decidió dar el paso y adoptar a Rufi. Gracias a la labor del Centro de Concientización, Cuidado y Bienestar Animal el perro salió adelante y tiene una nueva familia.

historia-pit-bull-rufi

En el siguiente vídeo se puede ver el desenlace de esta historia con final feliz.

Las imágenes de la nueva vida del pit bull junto al niño son emocionantes y por fin el animal tiene la familia que se merece.

VÍDEO:

AVISO: Si quieres seguir viendo estas noticias en tu muro de Facebook, debes marcar desde la página de Facebook del canal la opción: “Siguiendo” / “Ver primero”. Posiblemente no tengas esa opción marcada debido a los cambios que ha hecho Facebook recientemente.

4 Comments

Leave a Reply
  1. Que historia mas linda y aunque triste por todo lo que tuvo que haber pasado la pobre perrita, me llena de alegría saber que tiene un hogar; por favor no olviden mimarla y amarla todos los días de su vida. Gracias a todos, gracias México por el trabajo, dedicación y ejemplo que nos dan a todos.

  2. Me encanta la gentileza con la que camina cuando el niño la lleva de la correa: despacio, sin tirar ni dejarla tensa, como sabiendo que tiene que tener cuidado porque es más fuerte que el niño.
    Y me sorprende cómo, pese a todo el daño que les hacemos…. son capaces de olvidarlo cuando se les da una nueva oportunidad, y tirar para alante con todo lo que tienen porque pueden, por una vez, ser felices…..
    Muchas gracias a las personas que se han hecho cargo de esta perrina ^^

Responder a NanaNeko Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un hombre detenido por golpear a un perro con una azada y dejarlo abandonado en Monzón (Huesca)

Una socia de la “protectora de Mairena” exige una asamblea extraordinaria