in

La historia de Casey Anderson y el oso Brutus

brutus

brutus

El naturalista Casey Anderson adoptó a un oso pardo llamado Brutus cuando tan sólo era un cachorro y empezó a vivir con él en su casa. Ahora los dos son grandes amigos y Brutus es como uno más de la familia.

Brutus y su hermano nacieron en cautividad en una reserva de osos. La reserva estaba muy superpoblada y Brutus estaba destinado a pasar la mayor parte de su vida enjaulado. Casey Anderson decidió adoptar al oso y llevarlo a su casa, a su santuario personal de vida silvestre conocido como “The Montana Grizzly Encounter“.

casey y brutus

brutus de joven

casey stanley y brutus

ninos viendo a brutus

oso brutus

el oso brutus

oso brutus saludando

oso brutus santuario

“En el santuario le damos a los osos la mejor vida posible”. “Le damos a la gente la oportunidad de ver y entender lo impresionantes que son estos animales, sin barras o jaulas que puedan obstruir la vista”, explica Casey.

El santuario está abierto a grupos de escolares de forma totalmente gratuíta y cada año miles de niños aprenden acerca del oso pardo, su seguridad y su conservación. De esta manera, Brutus y “Grizzly Encounter” son la mejor manera de asegurar que durante las próximas generaciones habrá osos salvajes en los bosques.

Así celebró Brutus su 10 cumpleaños, acompañado de su familia. El oso tuvo varios regalitos entre los que estaban una piruleta gigante, poder jugar con varios globos y un gran oso de peluche que al final acabó totalmente “descuartizado”.

4 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un hombre usa un sistema de megafonia para pastorear vacas

Un hombre usa un sistema de megafonía para pastorear vacas

perro choca contra cama

Un perro se olvida de saltar