in ,

Un koala no puede disimular su enfado después de ser echado de un árbol

koala-enfadado

Este pobre koala estaba tratando de marcar su territorio cuando fue echado de un árbol y segundos después no podía disimular su enfado.

A pesar de ser sacado una vez del árbol, volvió a intentar subir una segunda vez sin éxito. Su enfado es monumental.

One Comment

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una llama lleva la felicidad a una residencia de ancianos

Estrella, la perra que fue abandonada por nacer con dos patas, vuelve a ser feliz junto a su familia del refugio