in ,

Kiki, una bulldog salvada a la que el simple hecho de caminar le dolía, vuelve a ver luz tras meses de recuperación

Esta perrita bulldog inglés se llama “Kiki” está volviendo a ver la luz tras 4 largos meses de recuperación. Cuando fue entregada en un refugio por su antigua familia el simple hecho de caminar ya llenaba su cuerpo de dolor.

Afortunadamente Skip Van Der Marliere, fundador de “Southern California Bulldog Rescue” se tomó el caso de Kiki como algo particular y decidió que haría todo lo posible por sacarla adelante.

bulldog-no-podia-caminar-del-dolor

Al parecer Kiki había estado encerrada en una jaula durante la mayor parte de su vida, eso hizo que desarrollara escoliosis en sus huesos.

La dejadez de los antiguos dueños de la perrita dieron paso a la desnutrición, úlceras, enfermedades de intestinos y lo más visible de todo: un grave problema de piel.

A pesar de todos sus problemas de salud, todavía estaba interesada en lo que pasaba a su alrededor y le gusta el contacto humano“, explicaba Skip.

Pese al tratamiento con medicamentos, la evolución está siendo muy lenta debido a la gravedad del estado en el que fue entregada pero Skip no pierde la esperanza de llegar a verla recuperada al cien por cien.

bulldog-kiki

kiki-bulldog-salvada

kiki-bulldog-maltratado

bulldog-problemas-de-piel-salvado

Durante todo este tiempo la relación entre Skip y Kiki se ha hecho tan fuerte que ha decidido adoptarla.

Ayer desde la cuenta de Facebook de “Southern California Bulldog Rescue” daban el último parte del estado de la bulldog.

Kiki tuvo una buena visita con el doctor Kraemer … Ella está todavía tomando medicamentos que la están ayudando poco a poco … todavía da pequeños pasos hacia adelante y cada vez va viendo ligeras mejoras. Aunque las erupciones de la piel no se han detenido por completo, ella ha mejorado bastante y se puede ya adivinar el color de piel que tiene, pensamos que blanco y atigrado. Debido a lo comprometido de su sistema inmune estamos mirando nuevos medicamentos o cualquier cambio que pudiera acelerar su curación, justo ahora que se está tratando una desagradable infección de oído. Por lo demás, Kiki está muy interesada en lo que está sucediendo a su alrededor, ama sus galletas vegetarianas y es feliz con cualquier tipo de atención“.

Vídeo:

One Comment

Leave a Reply
  1. Ánimo pequeña¡¡¡Seguro que con tus ganas de vivir te recuperas enseguida. Te envío desde aquí todas las fuerzas del mundo.
    También aprovecho para desearles a tus antigüos dueños una muerte lenta y dolorosa, por haber permitido que llegases a este estado, y hayas padecido innecesariamente este dolor.
    Mereces encontrar a una familia que te quiera, que te cuide, y que te dé todo lo mejor del mundo. Cuídate mucho pequeña.

Responder a Laura Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una ciudad de Canadá prohíbe los perros de raza Pit bull tras el último incidente ocurrido

Un niño autista encuentra el significado del amor junto a un perro Pit bull