in

Un hombre se vio obligado a llamar a la policía porque unas cabras no se querían bajar de su coche

Un residente de una zona rural se vio obligado a llamar a la policía cuando dos cabras de su vecino decidieron que su coche era como una montaña y se negaron a volver a bajar. Según explicó el vecino, los animales son reincidentes.

La policía acudió a la casa ubicada en una zona de Richmond (Maine) para resolver un “problema con animales”.

Cuando los agentes llegaron a la casa se tuvieron que poner en contacto con el propietario de las cabras y fue él el que las logró controlar. Nadie resultó herido, pero las pezuñas de las cabras dejaron algunos arañazos en el capó del coche.

cabras-encima-coche-vecino

“Supongo que las cabras disfrutan subiendo a los coches. Es como un juego para ellas”, explicaba Scott MacMaster, jefe de policía de Richmond.

Al parecer las cabras se soltaron y fueron directas al coche del vecino. No es la primera vez que esto sucede pero el vecino no va a presentar denuncia contra el propietario de las cabras, solo espera que su vecino se encargue de que no se vuelvan a escapar.

cabras-coche-richmond-maine

(Vía)

2 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turquía impondrá cursos obligatorios de formación a los dueños de mascotas

Suspenden y acusan al veterinario que dijo a una familia que tenía que sacrificar a su perro y lo utilizó durante meses para hacer transfusiones de sangre