in ,

Un hombre muere al intentar golpear con una escopeta a un perro que lo atacó

Un hombre ha muerto mientras intentaba golpear con la culata de una escopeta a un perro que lo atacó de forma repentina.

Ha ocurrido en una casa ubicada en Mexicali cuando para defenderse Francisco Javier Martínez, de 28 años de edad, trató de golpear con una escopeta a un perro y accidentalmente se disparó el proyectil contra él.

Francisco Javier Martínez muere al golpear perro con escopeta

Al parecer cuando Francisco llegó a su casa, ubicada en la avenida Valle de la Trinidad y Bahía Clamajue, notó que había sido víctima de un robo.

Rápidamente agarró su escopeta y salió a intentar localizar al responsable, momento en el que se encontró con un perro enfurecido que al parecer lo atacó.

Mientras trataba de defenderse, el hombre agarró la escopeta e intentó golpear al perro momento en el que la accionó acabando con su propia vida.

(Vía)

6 Comments

Leave a Reply
  1. De karma nada: el hombre, que llegó su casa cuando estaban robando, podría haber disparado al perro, pero prefirió golpearle para quitárselo de encima sin hacerle más daño, y va y muere por accidente… El malo es el dueño del perro (supongo que el ladrón), por enseñarle esas cosas…

    Claro que no quiero que nadie golpee a un animal, pero vamos a ser coherentes; si un perro me ataca (ya sabemos que no es por su culpa) prefiero asustarle y, si no funciona, darle un golpe y que me deje, no voy a dejar que me mastique tan a gusto…

  2. Está claro que la gente debería tener un mínimo conocimiento antes de poder usar armas; utilizar un arma de fuego cargada como garrote no le cabe en la cabeza a nadie. Lo que tenía que haber hecho era meterle un tiro al perro

Responder a doctor po Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Capturan y liberan en la selva al leopardo que sembró el caos en una escuela y dejó a 6 personas heridas

El municipio de Ondara (Alicante) suprime el toro embolado y el encaixonat de sus fiestas de Sant Jaume