in ,

Gus, el perro que no puede utilizar sus patas delanteras usa una tabla para desplazarse por la nieve

A este perro con un grave problema en sus patas delanteras no lo para ni la nieve y eso no supone un problema para que se pueda desplazar y divertir.

Gus tiene un año de edad y fue diagnosticado de una deformidad congénita, lo que se traduce a no poder utilizar sus patas delanteras.

Pese a su deformidad, el perro hace vida normal junto a su familia y hace unos días era grabado incluso haciendo snowboard.

Cuando el perro se quiere desplazar por zonas que no tienen nieve, utiliza un carrito con ruedas que le facilita el día a día.

VÍDEO:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mensaje de la Policía Nacional para presentar a Quitín, un perro que deambulaba solo por Jaén

Un perro con la pata rota lleva a los rescatadores hasta donde tiene a sus 13 cachorros