in ,

Una familia tenía miedo de que su Gran danés adoptado no aceptara al bebé que venía en camino, finalmente se convirtieron en grandes amigos

Vanessa Rowe y Ben Wickens tenían miedo de que su perro no aceptara a su bebé a punto de nacer. La pareja había adoptado a Harley después de que la señora Rowe sufriera un aborto involuntario. Tras quedarse embarazada de nuevo, unos meses después de que el perro llegara a casa, ahora Harley e Isla son los mejores amigos.

Este perro Gran danés adoptado se llama Harley y hace unos meses se ha convertido en el mejor amigo de Isla, el bebé recién nacido de la familia.

perro-adoptado-y-bebe-amigos

En un principio la pareja tenía miedo de que su perro adoptado no aceptara la llegada del nuevo bebé, pero la sorpresa fue mayúscula. El perro adora al bebé.

Ahora Harley, de unos 50 kilogramos de peso, e Isla disfrutan cuando se acurrucan juntos para echar la siesta en el sofá o se pasan largos ratos jugando. Los padres del bebé están convencidos de que el perro piensa que es un “cachorro calvo feo”.

Isla incluso ha aprendido a darse la vuelta utilizando a Harley como soporte. Además en cuanto el bebé se pone a llorar Harley va corriendo hasta donde está la señora Rowe para avisarla.

perro-gran-danes-adoptado-y-bebe

gran-danes-harley-y-bebe

bebe-y-perro-adoptado-gran-danes

gran-danes-y-bebe-grandes-amigos

Sin duda el comienzo de una gran amistad. A continuación podéis ver un vídeo del perro junto al bebé.

AVISO: Si quieres seguir viendo estas noticias en tu muro de Facebook, debes marcar desde la página de Facebook del canal la opción: “Siguiendo” / “Ver primero”. Posiblemente no tengas esa opción marcada debido a los cambios que ha hecho Facebook recientemente.

Fotos: Thomas Temple (swns.com)

One Comment

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un perro adoptado salva a una mujer embarazada tras el asalto a su casa de una banda de criminales

Un niño de 8 años en estado crítico tras caer al mar al intentar salvar a su perro en Begur (Girona)