in ,

La empresa de safaris más cruel de África vuelve a las andadas

Green Mile Safari, la empresa organizadora de safaris en Tanzania, había perdido su permiso hace unos años debido a unos crueles vídeos que fueron publicados en los que se veía a “personas” maltratando y matando cruelmente a diferentes animales.

Cazadores capturando crías de cebras, atropellando animales con un vehículo todoterreno o disparando a los animales desde un vehículo en marcha son algunas de las macabras acciones que se realizaron desde los safaris organizados por Green Mile Safari.

Green Mile Safari maltrato animal africa

Tras dos años del escándalo la empresa de safaris ha recuperado la licencia, con el apoyo del Ministerio de Recursos Naturales y Turismo de Tanzania. Algo realmente vergonzoso.

A pesar de las demandas que tenía la empresa Green Mile Safari, ninguna de ellas ha acabad con condena y según establecieron los legisladores africanos, los presuntos delitos de maltrato que se pueden ver en los vídeos difundidos los realizan cazadores y sus guías, no la empresa organizadora del safari.

politicos tanzania licencias safaria caza

Green Mile Safari

Tras el anuncio de que la empresa de safaris más cruel de África vuelve a las andadas, miles de personas han firmado una petición, liderada por la International Fund for Animal Welfare (IFAW),  para que den marcha atrás en la concesión del permiso.

4 Comments

Leave a Reply
  1. Que asco me dan estas cosas ,si yo tubiese dinero pagaria para matarlossss pero a esos putos cazadores ,cabrones 😡👍

  2. Qué pedazo cabrones, qué criminales, cuánto asco me dan estos cazadores. Son unos cobardes, sin la escopeta no son nada. Odio las armas con toda mi fuerza, y odio a quién las utiliza para asesinar inocentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una familia sale a jugar a Pokémon Go y acaba salvando a un perro al que intentaron asesinar y abandonaron en las vías del tren

Fue despedido de la finca en la que trabajaba en Menorca y decidió vengarse con el perro de la familia