in

El Festival de Carne de perro da comienzo en Guangxi (China), pero desciende el consumo

El Festival de Carne de perro en Guangxi (China) ha dado comienzo el pasado 5 de mayo y al igual que otros años ha creado un gran conflicto entre los amantes de los animales del país y los que apoyan la tradición de comer carne de perro.

Comer carne de perro es una tradición no sólo en algunas partes de China, también en Corea y Japón. En el año 2008 Japón llegó a importar de China unas cinco toneladas de carne de perro para servir en restaurantes.

activista-festival-de-la-ca

Según señalaron algunos medios locales la carne de perro ya no se consume en Europa y Estados Unidos. Además en Japón y Corea del Sur el consumo de carne de perro está disminuyendo con el desarrollo económico de estos países y la mejora de los niveles de vida, haciendo que muchas personas no coman carne de perro y tengan a los perros como animales domésticos.

La tendencia también se está viendo en China, donde se ha producido una fuerte caída en el número de personas de clase media y gente joven que consume carne de perro.

(Vía)

Gracias a Luciano usuario de la página de facebook de Schnauzi.com, por enviar esta noticia.

4 Comments

Leave a Reply
  1. Es un país distinto, con tradiciones distintas, me parece muy provinciano y xenofobo criticar que ellos hagan con los perros lo que nosotros hacemos con cerdos, pollos, conejos…A mi sin ir más lejos en mi epoca de universidad me dio la vida una leccion de estas. Recuerdo que volvía muy tarde de clase y no me iba a dar tiempo a llegar al supermercado, así que baje del autobus enfrente de una carniceria para comprar algo para comer, puesto que en casa no tenia nada, y la cara que se me quedo cunado una vez dentro me di cuenta de que era una carniceria de carne de caballo, la cual yo nunca habia comido! De pequeño recuerdo que en el pueblo de mis abuelos una de las cosas que más nos gustaba a mis primos y a mi era salir a pasear a caballo, y siempre me han parecido unos animales muy entrañables e inteligentes, con lo que la idea de comer su carne jamás me había atraído. Pero ese día tenía mucha hambre, llevaba desde las 6 de la mañana sin parar y ya eran las 2 y media, en casa no tenía nada más que patatas y cebollas y ya habia entrado en la tienda. Así que pregunté al carnicero que me recomendaba si nunca habia comido caballo y me llevé unos entrecots de potro. Ese fue el día que descubría que los caballos, ademas de entrañables e inteligentes, son deliciosos, y me dije a mi mismo que no volvería a tener prejuicios contra ningun tipo de carne sólo por lo que la sociedad quisiera imponerme o mis experiencias previas con animales vivos. Si a tanta gente le gusta la carne de perro algo habrá, y desde luego si alguna vez tengo la ocasion de probarla lo haré, porque en esta vida hay ue tener la mente abierta y ver más allá de las costumbres del pueblo en que nacimos.

One Ping

  1. Pingback:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un cachorro de oso huérfano es rescatado por una persona anónima que lo encontró abrazado junto a su madre muerta

El momento de paz entre dos perros