in ,

El dueño de un perro le ata una pesa alrededor del cuello para evitar que salte una valla

Posiblemente a muchos de vosotros al ver estas fotos os hierva la sangre y no entenderá como el dueño de este joven perrita fue capaz de dejarle atada una pesa alrededor del cuello.

El dueño del animal dijo que la perrita había saltado la valla y hace poco decidía atarle varias pesas alrededor del cuello para mantenerla en casa y que estuviera menos activa.

perro con pesas atadas al cuello

La perrita actualmente está en las instalaciones del “Nelspruit Society for the Prevention of Cruelty to Animals”, ubicado en Lydenburg (Sudáfrica).

No esperaba que el perro llegara con las pesas alrededor del cuello, candado y cadenas. Tuve que dejar la oficina y morderme la lengua“, explicaba uno de los trabajadores del refugio.

Son muchas las personas que han mostrado su ira en las redes sociales y se preguntan como esta pobre perra haría para comer, dormir y jugar teniendo esas pesas en el cuello.

Siempre pregunto y explico a la gente, especialmente en las zonas en las que los perros son ‘sólo un perro’ si harían eso con su niño. Por lo general todos se quedan con la misma mirada en shock y dicen: yo nunca“, explicaba un voluntario del refugio.

Por increíble que parezca son muchos los perros que están en esta situación. Perros entrenados para competiciones que son obligados por sus propietarios a llevar pesos atados al cuerpo.

perro con pesa atada al cuello

perro con pesa encadenada al cuello

One Comment

Leave a Reply
  1. Ya no más MALTRATO hacia los perros y demás animales, no es posible que una persona le ponga esa pesa a un perro, es de una crueldad barbara, detengamos esos hechos!, basta ya de tolerar esos actos, deben de existir leyes que los protejan y castigos severos a los hechores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El perro rescatado más agradecido. No deja de abrazar a su nueva madre

El golden retriever al que le encanta abrazar a la gente que se encuentra cuando sale a pasear