in ,

Django, un perro con una cadena incrustada en el cuello encontrado en Almería

No nos imaginamos la desesperación que debía de tener este perro que ha sido encontrado con una cadena incrustada en el cuello en una zona de la autovía de Retamar (Almería).

Unos viandantes encontraron al perro lleno de moscas con una cadena incrustada al cuello y presionándole de una forma terrible por lo que decidieron dar la voz de alarma rápidamente a la gente de “Animales en Apuros Almería”.

Nos han dado el aviso y a pesar de que estamos sobrecargados y sin recursos no hemos podido dejarlo sin atender puesto que se iba a morir de la tremenda infección. Rápidamente hemos ido a por él y lo hemos llevado a nuestro veterinario donde se ha intervenido para extraerle la cadena y limpiar el tejido necrotico, después se ha quedado ingresado.

Tiene chip y se ha puesto la correspondiente DENUNCIA POR ABANDONO Y MALTRATO ANIMAL a los propietarios. El perro se encuentra bajo custodia de Animales en apuros Almería“, explicaban desde la organización animalista.

Es un perro buenísimo, tranquilo, cariñoso, ni un un mal gesto, obediente, muy comilón 😅 y con muchas ganas de vivir y encontrar un hogar donde no lo vuelvan a maltratar y le den la vida que se merece, la de un rey.

Queremos agradecer a las personas que lo han visto y no han dudado en pararse a recogerlo y a Grupo veterinario Solvet por atendernos excelentemente como siempre“.

Afortunadamente este peludo ha caído en buenas manos y ahora tendrá los cuidados y la atención que se merece hasta que recupere la salud por completo.

En los siguientes vídeos se puede ver el momento en el que Django estaba llegando a la clínica veterinaria y como era examinado.

Si estás interesado o conoces a alguien que quiera acoger, adoptar o ayudar económicamente a Django puedes ponerte en contacto con la gente de la organización a través de este enlace.

2 Comments

Leave a Reply
  1. Que crueldad tan grande. Si le quitaron esa horrible cadena? Cómo se encuentra? Por favor espero respuesta gracias.

  2. Es una pena que los veterinarios no se impliquen para que se haga prevención para con los animales y claro está que la medicina tradicional en este caso los médicos, tampoco se preocupen de la prevención “no habría suficiente trabajo para todos los que viven de las enfermedades”, vaya ironía de un sistema que lo único que hace es crear necesidades o indiferencia para que un sector se enriquezca con la enseñanza y los que viven posteriormente de ella….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Criticas al museo Guggenheim por exhibir un vídeo de dos perros intentando pelear

Kadyr, el perro que era el azote de los narcotraficantes de hachís ha muerto