in ,

Detenido mientras transportaba 500 gatos robados para venderlos a restaurantes

A pesar de que en China es legal comer perros y gatos, la gente reaccionó con sorpresa esta semana ante la noticia del rescate de 500 gatos que viajaban en una camioneta.

Como consecuencia de la operación, un hombre chino fue detenido y un total de 500 gatos que viajaban apiñados en diminutas jaulas con la intención de ser vendidos en restaurantes han sido rescatados.

El hombre había utilizado gorriones y pájaros enjaulados para atraer a los gatos callejeros y domésticos de la ciudad de Jiujiang, en la provincia de Jiangsu (China).

Muchos de los gatos encontrados en la parte trasera de la camioneta estaban al borde de la muerte debido al sofocante calor que estaban aguantando.

Según el informe policial el hombre, identificado como Sun, tenía pensado vender cada gato por unos 4 euros.

Medios chinos anunciaban la buena noticia del rescate de los mininos por parte de la policía.

El hombre fue detenido después de que la policía recibiera una denuncia el domingo de un vecino quejándose de una persona que se estaba dedicando a robar gatos en la zona y el cual había robados sus mascotas.

One Comment

Leave a Reply
  1. Mientras las leyes chinas en referente al maltrato animal sigan siendo nulas, esto seguirá pasando, la pena es que se las suda. Malditos sean.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja a su perro abandonado en la terraza en pleno verano y los bomberos de Alicante acuden al rescate

Deja a su cachorro dentro del coche al sol a 54º centígrados y sin el aire acondicionado activado porque no quería gastar gasolina