in , ,

Las declaraciones del dueño de Sota, la perrita tiroteada por un policía en pleno centro de Barcelona

Todos recordamos el caso de Tauri Ruusalu y su perrita Sota, tiroteada hasta la muerte por un policía en pleno centro de Barcelona.

Los hechos ocurrían en diciembre del año 2018 cuando un guardia urbano descerrajó un disparo a la perra Sota que estaba junto a su dueño sin hacer daño a nadie.

Según fuentes de la Guardia Urbana, quienes publicaron un mensaje oficial para tratar de calmar a la gente, la perra mordió a uno de los agentes en un brazo y este procedió a disparar al animal por miedo a que le mordiese en el cuello. Algo que algunas personas desmienten en las redes sociales.

El pasado miércoles Tauri Ruusalu declaraba como testigo en el juzgado de instrucción número 4 de Barcelona.

Según ha explicado el dueño de Sota ante el juez, el agente disparó a Sota sin que ladrara ni hiciera amago de morderle, y ha denunciado que él mismo fue maltratado por los policías que lo detuvieron.

Ruusalu explicó que los agentes le golpearon cuando él les dijo que no llevaba la documentación consigo, una escena que su perra presenció, en una actitud “tranquila” y sin ni siquiera ladrar.

Según el dueño de Sota, los policías lo detuvieron entonces sin motivo alguno y, cuando lo conducían al interior del coche patrulla, uno de los guardias urbanos se sacó el arma reglamentaria y disparó mortalmente a la perra, sin mediar palabra.

Sota estaba tranquila, no ladraba, ni mordió a nadie. El policía sacó la pistola y le pegó un tiro“, comentó Ruusalu.

“El propietario ha recalcado ante el juez que en ningún momento agredió a los guardias urbanos ni se resistió a ser detenido y ha mantenido que los agentes siguieron pegándole en el interior del coche policial en el que lo trasladaban a la comisaría”, informan desde el diario 20minutos.

Los dos guardias urbanos implicados en la causa comparecerán en el juzgado el próximo día 1 de julio.

Debe hacerse justicia para que hechos como este no se vuelvan a repetir en España.

One Comment

Leave a Reply
  1. Pobre chico y sobre todo pobre la perrita ,mira estas cosas se sabrían si la policia estuviese obligada a llevar cámaras ,que acrediten como a pasado o no ,en Estados Unidos las llevan ,y así no habría dudas ,pero yo me creo al chico y es que aunque la perra hubiese reaccionado mal ,si tú agredes a su dueño eso puede pasar ,y no es para que la maten ,esos idiotas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mensaje del escritor Arturo Pérez-Reverte que insulta a los que abandonan perros

Dispara contra los perros de un hombre que hace ‘footing’ en Aldeire (Granada)