logo-trans1


Una “cafetería de perros” criticada duramente después de que varios murieran al intentar que parecieran osos panda

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La ira de la gente contra esta “cafetería de perros” no ha tardado en llegar después de conocerse que varios perros fallecieron cuando intentaban que se parecieran a osos panda.

Parece que este empresario quiere lograr a base de tintes que los perros se parezcan a osos panda y ganar dinero con ello.

La cafetería de perros en cuestión está ubicada en una zona de Chengdu, en el sur de China, y actualmente se está enfrentando a duras críticas después de que un total de seis perros Chow Chow fallecieran durante el intento de hacerlos parecer a los osos pandas.

Al parecer el café para perros abrió el nuevo negocio para permitir que los clientes tiñan a los perros y les cobran unos 1500 yuanes (160 euros) por perro.

El dueño del café, el Sr. Huang, dijo que los seis perros panda que compró en otro lugar y los trajo de vuelta a Chengdu eran muy populares entre los clientes.

Huang dijo que los tintes para el cabello eran todos importados y orgánicos, además explicó que ahora la cafetería tenía trabajadores profesionales para teñir el pelo de los perros.

Sin embargo, los perros panda causaron controversia en las redes sociales chinas.

Algunos internautas encontraron que los perros panda son lindos e hicieron comentarios en Weibo como:

Me gusta la idea del dueño del café. Los perros se vuelven más lindos. ¿Qué raza es esa? ¡Por favor, dame uno!“.

Pero otros dijeron: “Siento pena por los perros. ¿Por qué les tiñeron su pelo?“.

Incluso si tiñes el pelaje para los perros, siguen siendo perros, no pueden convertirse en pandas. El tinte no es bueno para ellos, no podemos lastimarlos solo porque pensamos que se verán más bonitos“.

Un vídeo reciente muestra a los Chow Chows sentados mientras una niña los llamaba.

VÍDEOS:


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.