in ,

Un Bichón interrumpe una pelea entre otros dos perros

Este fue el curioso momento que pudo grabar el dueño de estos perros cuando mientras dos de ellos se estaban ‘peleando’, un tercero hizo acto de presencia y con él llegó la paz.

Los dos perros discutían y la trifulca estaba subiendo de tono con los ladridos de ambos perros, algo que llamó la atención de un tercer perro de raza Bichón que hizo de intermediario consiguiendo calmar a los dos animales.

bichon-interrumpe-pelea-perros

En el siguiente vídeo se puede ver el curioso momento:

 

3 Comments

Leave a Reply
  1. Traduccion paso a paso.

    Los perros están ritualizando y estableciendo su dominancia en una posición elevada, se alcanza la apreciar la sonrisa en el perro mas que;o. Como siempre, es basado en rituales de dominancia y sumisión.
    El perro mas peque;o empieza a dominar al grande, el grande se estresa al estar perdiendo, por eso se sacude, lo cual es se;al de estrés. Luego, el perro peque;o se acerca mas al grande para ser mas acertivo, en ese momento el grande toca con su hocico al perro peque;o en la parte inferior de su hocico un par de ocaciones, en la tercera ocacion, sube su hocico rápidamente sobre la cabeza del perro peque;o, lo cual es falta de respeto. El perro peque;o reacciona inmediatamente, pero por su altura desproporcional y por el movimiento del perro grande hacia el frente, perde el balance, lo cual, el perro grande percibe como inseguridad en el ritual de dominancia.
    El perro grande se abalanza y empieza a dominar por medio de mordidas leves al peque;o, que en este caso es el dominante, el peque;o, que no esta tratando de pelear se somete un poco para asi prevenir un ataque de parte del grande, inclusive retrocede y le da la espalda al grande, al ver que esto no funciona, emprende una defenza para así retomar la dominancia y no perder el contral, dominancia que en las manos del perro grande, podría convertirse en una agresión real. Agresion por dominancia.
    Como todo dominante balanceado, el peque;o reacciona con explsividad para asi, por medio de la sola intimidacion, lograr neutralizar al grande sin tener que lastimarlo. Rapidamente empieza a retomar el control de la situación por medio de posturas y lances a la graganta y orejas, ademas de mantenerse mas ergido y en una posición siempre mas elevada que el perro grande, también muestra sus colmillos con fiereza para nuevamente intimidar y controlar sin tener que lastimar (la fuerza de la manda esta en los números).
    Luego, aparecen en escena los otros dos perros, el primero, toma una curva abierta al salir de la esquina, el bichon que se sube a la silla, quien siempre estuvo viendo lo que estaba pasando, toma una curva mucho mas cerrada, su cola esta erguida y se sube sin titubear a la silla, mira directamente a los ojos al perro grande (todo esto es se;al de asertividad y dominancia) El bichon da dos peque;os pasos hacia el frente para asi lograr intimidar al perro grande y respaldar al peque;o, al esto no funcionar, toca al perro peque;o en el lomo con su pata delantera, diciendo que lo deje tomar el control, si se mete en ese momento, podría subirse mucho la dominancia del peque;o, que en su momento de frustración podría convertirse en agrasion. Inmediatamente el perro peque;o reponde a esta orden y deja de dominar tan marcadamente, en ese mismo momento, el bichon toma el control e intimida con su mirada, movimiento de la cola y ladrido al perro grande. La cola del perro peque;o baja de inmediato y las orejas del grande bajan también, a la vez que su mirada es desviada para así evitar una confrontación mas fuerte al ignorar la orden del alpha de la manada, que claramente es el bichon. El perro peque;o se acerca al grande, a su hocico primero, para así mostrar que no tiene miedo y que tampoco lo va a atacar, también olfatea al perro grande, quien se sienta en se;al de sumisión y luego se aleja para mostrar respeto al territorio y la jerarquía perdida, se nota la cara de rega;o en el perro grande y su nivel de estrés por la situación que el mismo genero. El otro bichon solo observa desde abajo ya que mucho mas sumiso y ademas ya no se necesita su apoyo, la situación esta casi bajo control. Ambos perros sobre la silla miran al perro grande directo a los ojos para vencerlo mucho mas sicologicamente. Se nota la asertividad tan marcada del bichon en su mirada. El perro peque;o se acerca al hocico del bichon para calmar los ánimos un poco, el bichon responde y quita la mirada brevemente. Luego se sienta, a modo de invitación hacia el grande a entrar en sumisión y para demostrar seguridad al controlar todo sentado. Algo los distrae en la parte de atrás, y por ultimo el perro grande olfatea para dar una se;al de que nada esta pasando, que esta enfocado en otra cosa, se hace el bobo. Perdio el ritual de dominancia.

    Buena Vida Perro Club
    Julian Herrera
    57 3173807039

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Detienen a dos jóvenes por violar y alcoholizar a un perro en Tanti

Dakota del sur celebra el Día de la Independencia del Pit Bull