Yukon y Neyya: Como dos pit bulls rescatados cambiaron para siempre la vida de una familia | Schnauzi.com
logo-trans1

Yukon y Neyya: Como dos pit bulls rescatados cambiaron para siempre la vida de una familia

perro-pitbull-yukon

Yukon era uno de los 200 perros rescatados de un cruel caso que tuvo lugar en un pueblo de Ohio durante el mes de Septiembre del año 2010. Varios refugios y rescatadores llegaron de todo el país para intentar ayudar a recolocar los perros, algunos fueron trasladados a “Animal Farm Foundation”, una organización de Nueva York que trabaja sobre todo con perros pit bull, una raza que a menudo sufre mucha discriminación.

Yukon era un perro único desde el principio. Era un arrugado y viejo pit bull que siempre conseguía que al final todos se enamoraran de él. A los pocos días de llegar a la fundación, viajó con el equipo a hacer una entrevista en la ciudad de Nueva York, se ganó el corazón de todos los participantes.

perro-pit-bull-adoptado

Yukon pronto encontró una casa para siempre con el fundador de “Unexpected Pit Bull”, Jyo Buyyala, y con su hijo. Jyo quiso compartir algo sobre Yukon (también llamado Yuki):

“Yukon Cornelio es un personaje. Prefería estar en el interior, simplemente se negaba a salir a la calle. Para nuestros paseos diarios, prefería llevarlo en el colo con sus patas en mis hombros, antes de que lo pusiera en la acera …

Siempre de corazón joven, Yuki era amado por ser él mismo. Nuestra casa estaba bastante agitada cuando Yuki llegó por primera vez a nuestras vidas. Casi al instante de llegar encontró un lugar para dormir, se trataba del brazo de mi hijo pequeño.

En un momento en el que mi familia estaba pasando por un momento difícil de la vida, Yukon era nuestra roca. Su dulzura es nuestra constante. Su amor nuestra sanidad.”

Yukon vivió el resto de su vida feliz con Jyo y su hijo, murió tranquilamente. Dejó su legado y , a pesar de ser insustituible, Jyo consideró hacer honra a su memoria y rescatar a otro pit bull que necesitara un hogar. Así es como lo contó Jyo:

“Entra Neyya. Ella se metió en nuestras vidas con una explosión de entusiasmo y alegría. Nos infunde con dosis diarias de risas debido a sus travesuras. Nos rendimos ante sus irresistibles abrazos con su cuerpo completo. Su cabeza es nuestro paisaje favorito en el que plantamos grandes besos. Ella es el juego apropiado para mi hijo de 5 años, lo escucha y lo tolera. Él encontró a su mejor amiga en la dulce Neyya.”

Neyya también fue adoptada por “Animal Farm Foundation” y continúa viviendo una vida plena junto a Jyo Buyyala y su hijo. Yukon y Neyya, ambos representan el hermoso efecto que puede probocar en una familia la adopción de perros y la diferente personalidad de los perros de una misma raza, incluídos los pit bulls. Por esta razón “Animal Farm Foundation” trabaja sin descanso para acabar con la discriminación que sufren los pit bulls simplemente por ser de una raza y dar a cada pit bull rescatado una vida feliz en un hogar que les dure para siempre.

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: