Vivir atado a una cadena no es vida | Schnauzi.com
logo-trans1

Vivir atado a una cadena no es vida

“Muchos perros en nuestro país viven atados a una cadena. Los hay mejor cuidados que otros, en términos de veterinario y alimento claro, porque ningún animal encadenado está bien atendido.

Un perro no es una alarma antirrobo, no es un portero ni un guarda de seguridad.

Vivir atado a una cadena no es vida

Un perro es un animal social que es infeliz viviendo atado, que necesita estímulos, que no merece ver transcurrir su vida en los mismos pocos metros cuadrados.

Muchos acaban desarrollando estereotipias, “movimientos repetitivos asociados a un posible problema neurológico causado por la actividad extrema y la carencia de estímulos””.

Añadir comentario

error: