logo-trans1
 

Un Shih Tzu es adoptado y aprende a amar después de ser rescatado de una fábrica de cachorros

perro-shih-tzu-george

En marzo del año 2011, Katie, una voluntaria de “Agape Animal Rescue”, tuvo su primer encuentro con un pequeño Shih Tzu llamado George que, sin saberlo, más tarde se convertiría en una de las partes más importante de su familia. La mujer encontró al perro en la parte trasera de una fábrica de cachorros, temblando y muy asustado.

Katie y April, otra voluntaria, se ofrecieron para rescatar perros de una fábrica de cachorros del condado de Warren (EE.UU.). Su tarea era limpiar a los perros, limpiar las casetas, darles de beber y alimentos.

No había tiempo para interactuar con los perros pero Katie enseguida se dio cuenta del estado de George. De un momento a otro April lo cogió y el perro se puso rígido como una tabla.

shih-tzu-rescatado-fabrica-de-cachorros

Las dos voluntarias comprobaron que tenía una herida en el ojo debido a su estancia en la fábrica de cachorros, afotunadamente no era muy grave. Una persona que estaba cerca dijo que quizás se trataba de un perro ciego.

Sin embargo, cuando empezaron a llegar los tazones de comida, George dejó un poco de lado la tristeza y empezó a bailar alrededor de la perrera, Katie pensó para sí: “Él quiere que seamos felices”.

En la fábrica de cachorros, George había sido utilizado como perro de cría y había vivido toda su vida en una conejera. La mala nutrición y el estado de abandono habían podrido sus dientes, dejándolo tan solo con un par de dientes, que con el tiempo tendrían que ser retirados. Sus encías y oídos estaban infectados, estaba deprimido, deshidratado y tenía problema de tiroides.

El grave estado de abandono que George sufrió durante seis o siete años hizo que se le crearan heridas en los ojos y le llegaran a producir una ceguera parcial. Además, para empeorar su estado, el pelo se le había enmarañado todo en su rostro sellando por completo sus ojos. Se desconoce durante cuanto tiempo llegó a vivir George en oscuridad.

Katie sabía que algunos perros de la fábrica podrían terminar en su programa de acogida, una vez que fueran liberados por el sistema judicial. A causa de la chispa que había visto en George, Katie le dio al director su nombre como posible candidata para ayudar al perro. Finalmente George fue seleccionado para ir con Katie.

Katie no estaba buscando un nuevo perro para su familia, pero como padre adoptivo, rehabilita activamente a los perros que están a su cargo. Un día normal incluye paseos y excursiones a parques en los que reciben mucha socialización con otros perros y personas.

Los problemas de salud de George hicieron que muchos posibles adoptantes descartaran al can. Katie decidió ofrecerse como adoptante cuando el último demandante rechazara al pequeño Shih Tzu.

Pasaron 7 meses y George creció sano y fuerte. Pasó a ser uno más de la familia y Katie está encantada con él.

Cuando Katie vio el material de vídeo de las condiciones en las que se encontraba la fábrica de cachorros de la que había sido rescatado George, las lágrimas le empezaron a caer por las mejillas mientras miraba horrorizada el vídeo.

Actualmente George vive una vida plena y muy feliz. Tiene un montón de pelotas de tenis y juguetes de peluche con los que se pasa horas jugando.

shih-tzu-george-adoptado

(Vía)

2 respuestas

  1. Agape Animal Rescue 2 años ago
  2. ery 8 meses ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: