Un shih-tsu salva a una mujer de un cáncer de mama | Schnauzi.com
logo-trans1

Un shih-tzu salva a una mujer de un cáncer de mama

shih-tzu-detecta-cancer

Octubre es el mes nacional de concienciación sobre el cáncer de mama, así que nos gustaría compartir con todos la historia de un pequeño perro que ayudó a una mujer a detectar su cáncer de mama.

Hace cuatro años Nancy Granato, una residente de Pitman (New Jersey), se quedó observando Taffy, el perro de su nieta Domenica, mientras ella estaba en la escuela. Esto era lo que hacía cada semana pero ese día iba a pasar algo diferente, el shih-tzu salvaría la vida de Nancy.

Taffy estaba sentado en el regazo de Nancy y empezó a actuar de una forma muy extraña. Comenzó a dar vueltas sobre su regazo y luego se lanzó dando un empujón sobre el pecho izquierdo de Nancy. Entonces Taffy hizo algo todavía más extraño, se puso en el suelo y empezó a ladrar sin parar. Taffy nunca ladraba.

“Pensamos durante mucho tiempo que era mudo, porque no ladraba”. “Pero no paraba de ladrar”, dijo Nancy.

shih-tzu-detecta-cancer-de-mama

Al darse cuenta de que Taffy estaba tratando de comunicarle algo importante, Nancy comprobó el lugar donde el perro se había lanzado y se sorprendió al sentir un bulto. No es una masa dura, es como un bulto blando, algo que podría pasar desapercibido si no hubiera sido por Taffy.

Nancy fue a hacerse una mamografía, pero no encontró nada inusual. Ella no se quedó satisfecha por lo que decidió hacerse otra prueba.

El médico dijo que se sentía algo pero que no era nada de lo que se tuviera que preocupar. Sin embargo, Nancy no estaba satisfecha con la respuesta. Sabía que algo iba mal así que llamó a un cirujano y le pidió que le hiciera una biopsia. Cuatro días más tarde, los resultaros salieron: Nancy tenía cáncer.

Por suerte la mujer estaba en la primera etapa del cáncer de mama. Dos semanas después de haber sido diagnosticada, Nancy se sometió a una lumpectomía. No se le tuvo que hacer una mastectomía pero tuvo que soportar 34 sesiones de dura quimioterapia.

“Fue muy duro, estaba agotada”, comentaba.

Nancy trató de mantenerse fuerte durante todo el tiempo, pero en aquellos días era muy difícil, pero Taffy estaba allí todo el rato.

“Le llamamos nuestro pequeño perro milagro”, comentaba su marido, Lou Granato.

Muchos no creen cuando elogiamos a Taffy por haber detectado el cáncer, pero los médicos no están sorprendidos. “El médico dijo que hay algo en el aire que logran recoger. Ellos creen que la mayoría de los perros”, comentaba Lou.

Taffy pasa mucho tiempo en las piernas de Nancy por lo que sería fácil detectar un olor procedente de la respiración. La experiencia de Nancy ha enseñado a escuchar lo que el animales trata de decir.

El mes pasado, cuando se fue a realizar otro chequeo, Nancy no estaba preocupada, incluso cuando se le detectó otro bulto. “Me decía: ‘El perro no ladró’, no puede ser”, comentaba Nancy.

Nancy y Taffy tenían razón. Cuando llegaron los resultados , esta vez el bulto era benigno.

2 respuestas

  1. Falso 3 años ago
  2. guasona 3 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: