Se niegan a dejar atrás a un perro perdido en un bosque que estaba tan exhausto que no se podía mover | Schnauzi.com
logo-trans1

Se niegan a dejar atrás a un perro perdido en un bosque que estaba tan exhausto que no se podía mover

Cuando tres excursionistas se encontraron a una perra perdida en mitad de un parque de Australia, nada más verla supieron que tenían que actuar para salvar su vida.

Estaba completamente exhausta de tratar de mantenerse a flote en aguas profundas y ya no se podía mover. Los excursionistas se negaron a renunciar a ella y después de varios intentos encontraron la manera de sacarla del bosque. Pero el final realmente es lo mejor.

bobby perro bosque australia

Mi marido y yo llevamos a mi padre a ver algunas piscinas naturales bastante aisladas en el Parque Nacional Monte Glorioso. A medida que caminamos por el denso bosque nos dimos cuenta de una perturbación en uno de los profundos pozos. Pensando que podría ser un ornitorrinco, nos acercamos en silencio y fue cuando vimos una cara triste mirando hacia atrás. Honestamente, fue el espectáculo más triste que he visto.

Nos acercamos con cautela, sin saber que se trataba de un perro doméstico o salvaje. Fuera como fuese no podía dejarlo allí en ese agua helada. Estaba completamente agotada de tratar de salir de la trampa en la que había quedado atrapada. Nos armamos con un palo por si quería atacar y con unas cuerdas conseguimos sacarla de allí. La perra no era agresiva y nos dimos cuenta que estaba castrada, por lo que dedujimos que en algún momento habría sido domesticada.

Pensamos que ella habría sido la mascota de alguien y cabía la posibilidad que hubiera sido abandonada o que estuviera perdida. A pesar de que ella no estaba interesada en venir con nosotros, sabíamos que no podíamos dejarla allí. Estaba en una zona completamente inhóspita. No había casas en menos de un radio de 5 kilómetros.

perro perdido bosque australia

perro perdido mitad monte australia

perra perdida bosque australia

De un momento a otro la perra se metió por la maleza y se escapó, tras varios minutos de seguimiento los excursionistas la encontraron de nuevo.

Nos acercamos por varios lados, para tratar de evitar que se escapara de nuevo. Cuando llegamos hasta su escondite, vimos que había hecho una pequeña caseta blanca y que incluso había hecho un túnel hasta un pozo de agua.

Nos sentamos con ella un rato para ver como respondía. Estaba muy abatida y evidentemente agotada. Rompí un poco la distancia y llegue hasta su escondite dejando que se acostumbrara a nosotros. Todavía estaba nerviosa, pero no agresiva por lo que después de un tiempo me dio la oportunidad y le di una caricia a lo que respondió lamiéndome.

Pasamos un poco más de tiempo familiarizándonos con “Piggy”, mientras comenzamos a tramar un plan para sacarla de allí.

Tras crear un arnés improvisado con nudos antideslizantes tratamos de convencer a Piggy para subir lentamente de los matorrales. No estaba demasiado interesada en eso pero al final lo conseguimos.

A pesar de que luego tuvo varios intentos de escape, no lo consiguió y los excursionistas lograron apaciguar a la perrita.

excursionistas encuentran perra perdida monte australia

rescate perra perdida australia

rescate perra monte australia

bobby perra perdida australia

excursionistas salvan perro perdido monte australia

excursionistas salvan perro perdido

piggy perra bosque australia

rescatan con arnes perro bosque australia

perro perdido bosque australia sin fuerzas

Tras 30 minutos de caminata por el monte con la perra dentro del arnés llegaron a la carretera, donde tenían el coche aparcado. Metieron a Piggy dentro del coche y comenzaron a circular por la carretera de montaña.

Durante el viaje de vuelta a casa pare que se relajó mucho más y su pequeña cola iba a mil por hora.

perro perdido bosque australia vuelve a casa

perro perdido australia vuelve a casa

Dimos de cenar a Piggy y nos pusimos manos a la obra para ver si localizábamos a sus propietarios. Publicamos un anuncio en Facebook y a los 30 minutos milagrosamente llegó un mensaje. Un hombre de un barrio periférico a 15 kilómetros de distancia estaba seguro de que era su perra, la cual estaba perdida desde el pasado 30 de junio.

El dueño de la perrita llevaba días haciendo campañas en Facebook y pegando carteles por la calle tratando desesperadamente de localizarla sin éxito. Había estado buscando cada noche durante unas 4 horas por la calle desde que desapareció, nunca renunció de volver a encontrarla.

Por fin el feliz encuentro entre Bobby y su padre se producía. Estaba abrumado por la alegría.

hombre reencuentro perro perdido bosque australia

5 respuestas

  1. Helena Allué 12 meses ago
  2. PATO 12 meses ago
  3. Canio Carmelo CILLO 12 meses ago
  4. july orozco 12 meses ago
  5. lucia 11 meses ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: