Se busca a una pareja que dejó a su perro y gato en la habitación de un hotel para que murieran de hambre | Schnauzi.com
logo-trans1

Se busca a una pareja que dejó a su perro y gato en la habitación de un hotel para que murieran de hambre

Una pareja se enfrenta a varios cargos de crueldad animal después de haber dejado a un perro y a un gato dentro de la habitación de un hotel para que murieran de hambre.

El personal del hotel, ubicado en Austin (Texas) se disponía a desalojar del hotel a la pareja formada por Miranda y Christopher Darnell ya que durante varias semanas no los habían visto, por lo que decidieron entrar en la habitación.

Cuando abrieron la puerta comprobaron que el cuarto estaba destrozado, lleno de suciedad e insectos y con un olor horrible. Llamaron al personal de control de plagas y cuando llegaron se encontraron dentro a un pequeño gato.

Pareja abandona perro y gato habitacion hotel

La situación del gato era lamentable, estaba maullando en el baño y según explicaron completamente demacrado, tenía pérdida de pelo y estaba sin agua ni comida. Más adelante encontraron a un perro encerrado dentro de una caja grande, su estado era muy parecido y estaba gravemente desnutrido.

Decidieron dar el aviso al personal del Animal Control y a la policía ya que la situación era muy grave.

El perro y el gato fueron trasladados de emergencia a una clínica veterinaria.

“El perro está muy demacrado, deshidratado, tenía una plaga de pulgas severa, estaba anémico y tenía hipotermia”, explicó el veterinario.

Afortunadamente tras realizar una transfusión de sangre lograron estabilizar al perro y sobrevivió para contarlo.

La policía encontró a Christopher Darnell y admitió haber estado en el hotel con los animales pero según explicó a partir del día 24 los dejó a cargo de un amigo que tiene la pareja.

El amigo negó lo sucedido y dijo que Darnell no permitía que nadie se acercara a la habitación. Ahora la policía está buscando de nuevo a Darnell y a su pareja. Están acusados de varios cargos de crueldad animal.

Afortunadamente la historia tiene final feliz ya que el gato gano de nuevo su peso y ha sido adoptado por una nueva familia. En cuanto al perro, a pesar de todas las deficiencias que tenía, se ha recuperado por completo y permanece con el personal de PPA.

Añadir comentario

error: