Los regalos que unos cuervos hicieron a una niña de 8 años que los estuvo alimentando durante 4 años | Schnauzi.com
logo-trans1

Los regalos que unos cuervos hicieron a una niña de 8 años que los estuvo alimentando durante 4 años

 
 

Muchas personas adoran a las aves que campan por sus jardines, pero es raro que el afecto sea correspondido como en esta historia. Una niña de 8 años que vive en Seattle (Washington) estuvo alimentando durante 4 años a los cuervos que visitaban su jardín y ahora le han llevado regalos para recompensarla.

Gabi Mann, de 8 años de edad, guarda como si fuera un tesoro los regalos que los cuervos le han ido trayendo. Dentro de la caja almacena hileras de pequeños objetos en bolsas de plástico.

Entre los obsequios se puede encontrar una pequeña bola de plata, un botón negro, un clip de color azul, un cordón amarillo, un pedazo de espuma, una pieza de Lego y así una gran lista de diferentes y diminutos objetos. Una extraña colección de objetos que para la niña son un tesoro más valioso que el oro.

cuervos-regalan-objetos-nina

Cada artículo fue un regalo de los cuervos. Durante la entrevista la niña sostiene un corazón de color perla y explicó: “Me están mostrando cuánto me aman”, explicó a bbc news.

La relación de la niña con los cuervos empezó de forma accidental en el año 2011. Gabi tenía cuatro años y con frecuencia solía tirar comida al suelo. Un día salía del coche y se le cayó un trozo de pollo. Un cuervo rápidamente se apresuró para recuperarlo. Pronto, los otros cuervos se quedaron mirando a la niña con la esperanza de poder conseguir comida.

Mientras la niña se hacía mayor, la niña empezó a compartir comida con los cuervos mientras estaba en la parada del bus.  Su hermano mayor se unió. Pronto, los cuervos se alineaban cada tarde para saludar a Gabi, con la esperanza de una recompensa a base de comida.

En el 2013, Gabi y Lisa empezaron a ofrecer comida a los cuervos cada día, en vez de dejar caer comida de vez en cuando.

Gabi-Mann

cuervos-regalos-nina

cuervos-regalan-nina

cuervos-regala-nina-que-los-alimento

Gabi-Mann-y-cuervos

De un día a otro los cuervos comenzaron a traer baratijas brillantes. Un pendiente, una bisagra, una piedra pulida. No había un patrón. Los regalos aparecían de forma esporádica, cualquier cosa brillante que los cuervos pudieran traer con su pico.

“Estoy seguro de que ha sido de forma intencional. Ellos nos han observado durante tiempo. Estoy seguro de que saben que los queremos alimentar. Ellos decidieron devolvernos el favor”, explicaba el hermano de Gabi.

Una respuesta

  1. ROMY 3 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: