logo-trans1


La policía detiene a Kerney Grantham, un joven que primero disparó a varios perros y tenía pensado matar y descuartizar a varias personas

joven-dispara-perros-e-intenta-matar-personas

Un joven que disparó a dos perros a sangre fría antes de apuñalar a dos personas, incluyendo un funcionario de prisiones, ha sido detenido.

Se llama Kerney Grantham y a sus 20 años el juez lo ha calificado como “peligroso” después de haber matado a dos perros y que la policía le incautara varios cuadernos en los que describía como quería matar y descuartizar a varias personas.

Grantham dijo a la policía que se sintió de “maravilla” después de apuñalar a sus víctimas y que había realizado los ataques porque “quería infligir dolor” para que otros supieran que con él no se podían meter.

El detenido afirmó a los médicos que “disfrutó causando dolor y matando a los animales se sintió muy bien” y él afirmó estar trabajando para intentar matar a gente.

Grantham ha sido condenado a seis años de cárcel y un seguimiento de cinco años.

El juez Stephen Holt dijo que el caso era “muy preocupante” y explicó como el joven sádico estuvo sonriendo durante toda la audiencia.

“Me parece que esta serie de delitos es muy preocupante que vengan de alguien con su edad”. “Encuentro que es un acusado peligroso que debe ser condenado”, comentó el juez Holt a metro.

joven-dispara-perros-Mousehold-Heath-norwich

Grantham estuvo merodeando por Mousehold Heath, una reserva natural muy popular entre los amantes de los perros ubicada en Norwich (Reino Unido), portando un rifle y un cuchillo de caza de grandes dimensiones.

El joven disparó a dos perros, uno de ellos resultó gravemente herido y el otro recibió un disparo en la pata.

Los propietarios de los perros todavía recuerdan aterrorizados la escena. Cuando la policía llegó a la zona detuvo al joven y se desplazó hasta su casa, una vez allí encontraron cuadernos escalofriantes en los que había dibujado las terribles heridas que quería hacer a las personas y a los animales domésticos.

Once días más tarde Grantham apuñaló a dos personas en la cárcel mientras estaba en prisión preventiva. Una de sus víctimas fue un funcionario de prisiones que sufrió de estrés postraumático como consecuencia del incidente.

Grantham también admitió haber atacado a otro peso golpeándolo en la cabeza con una bola de billar metida dentro de un calcetín.

“Está bastante claro que quería infligir dolor a los animales y a las personas. Los dibujos exponen de forma gráfica y con gran detalle las lesiones que quería hacer a los seres humanos”, comentó el juez Holt que calificó los dibujos de los cuadernos de “escalofriantes” y “aterradores”.

Un informe psiquiátrico concluyo que Grantham no era un enfermo mental pero que cometió los crímenes porque “disfrutaba haciéndolo”.

2 respuestas

  1. haygentemala 2 años ago
  2. Hachi 2 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.